Provincias

Fiscalía pidió registro migratorio de venezolanos presuntos asesinos

30 de mayo de 2019

Los dos ciudadanos venezolanos trabajadores de los empresarios pisqueros asesinados son buscados intensamente por la autoridad, al ser los principales sospechosos del crimen. Ya se ha requerido su búsqueda en Migraciones, para determinar si abandonaron el país o continúan en nuestro territorio.

La fiscal Yolanda Martínez Ríos, de la Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Caravelí, solicitó a Migraciones el registro migratorio de los extranjeros identificados como José Salcedo Pérez (21) y Alexander Bravo (18), quienes eran los empleados de confianza de Javier Navarro de la Fuente y Susana Méndez de Navarro.

La representante del Ministerio Público señaló que el presunto móvil del crimen sería el robo. En la casa se encontró los cajones del dormitorio rebuscados, además habrían sustraído objetos de valor.
Trascendió que si bien no se ha precisado si en la casa había dinero en efectivo, se conocía que los productores pisqueros iban a hacer un cobro de 7 mil soles.

Los venezolanos que son los principales sospechosos, ingresaron a trabajar al fundo hace 6 meses. El peón que antes laboraba allí fue despedido y en su lugar ingresaron los extranjeros, ellos ganaban 600 soles cada uno, y gozaban de todas las comodidades, con ropa nueva y de marca. Dormía en una cabaña dentro del fundo.

Según cuentan los familiares las víctimas convivían en la casa con los venezolanos, los cuales eran tratados como parte de la familia, incluso como hijos de la pareja. Ellos conocían todos los movimientos de la hacienda.

Los hacendados tenían dos camionetas, una antigua que permanece en la vivienda, otra Navara fue hallada abandonada a una cuadra de la ciudad. Los vecinos indicaron que vieron a dos personas salir de allí llevando maletines y mochilas, abordaron un bus con dirección a Lima o Arequipa.

DILIGENCIAS

El miércoles se cumplió con el levantamiento del cadáver de la mujer y el recojo de evidencia en el domicilio. Según el informe policial Susana murió por asfixia mecánica, por ahorcamiento. Tenía una cuerda en el cuello, además la cara estaba cubierta con cinta adhesiva, material que también se encontró en sus extremidades.

Ayer se realizaron las diligencias en el viñedo donde se encontró el cadáver calcinado de quien sería Javier Navarro. El 80% del cuerpo está calcinado, con exposición de huesos. Uno de los miembros estaba separado.
Se halló una galonera de gasolina con poco contenido, por lo que se sospecha que después de asesinar al varón lo rociaron con el combustible y lo quemaron. Según las pericias lo habrían hecho en el lugar, y después lo enterraron.

La fiscalía ha solicitado un equipo multidisciplinario de Arequipa, conformado por antropólogo, biólogo y ADN, para determinar la identidad del cadáver. Los cuerpos tendrían aproximadamente 4 días de fallecidos.

MARCHA
En Caravelí la población realizó ayer una marcha para exigir la salida de todos los ciudadanos venezolanos. Incluso el pedido fue encabezado por su alcalde provincial, Arturo Montesinos Neyra. “Si quieren que sigamos viviendo en paz, aquí en Caravelí, venezolanos, retírense, váyanse”, dijo.

Compartir

Leer comentarios