Coronavirus

Futbolista rentó una residencia para trabajadores en situación de calle

3 de junio de 2020

El joven de 25 años se está haciendo cargo de la vestimenta y la alimentación de los temporeros, empleados que trabajaban en la recolección de frutas en Cataluña.

Keita Baldé, actual jugador del Mónaco de Francia, es tendencia luego del acto de solidaridad con los temporeros de la campaña de fruta en Cataluña, España.

Estas personas, una vez que finalizan su jornada laboral, no tienen residencia y duermen en el centro histórico de la ciudad de Lleida, pero debido a la pandemia se quedaron sin trabajo, y por consiguiente, sin dinero para subsistir.

El futbolista de 25 años enterado de la situación ofreció pagar el hospedaje de los cerca de 200 temporeros mientras la situación mejora. Sin embargo, el ofrecimiento se vio empañado por la negativa de los hospedajes para recibir a los trabajadores.

Finalmente, y luego de una ardua tarea de búsqueda, Baldé logró rentar una residencia para 60 temporeros y se espera que en los próximos días todos los desempleados tengan un techo donde vivir hasta que puedan volver a sus actividades de recolección de frutas.

“Para alquilar una vivienda te crean problemas. Aunque tengas todos los recursos y todos los papeles, te ponen problemas. La situación habla por sí sola”, dijo Baldé, futbolista nacido en España pero de padres senegaleses.

La activista Nogay Ndiaye, que colabora con el futbolista del Mónaco Keita Baldé, aseguró que ya están tomando acciones legales contra los hoteles que se negaron a recibir a los temporeros, hecho considerado como un acto de racismo.

Más allá de su actitud solidaria, el hispano-senegalés es una extremo reconocido en el fútbol europeo y de gran trayectoria. Después de formarse en La Masía del FC Barcelona, el jugador tuvo un acto de indisciplina que desencadenó su alejamiento del equipo culé. Tras ser cedido al Unió Esportiva Cornellà, la Lazio adquirió su pase.

En el fútbol italiano deslumbró a propios y extraño hasta que, luego de cuatro temporadas, en 2017 el Mónaco pagó 32 millones de euros por su pase. Jugó cedido una campaña en el Inter y ahora es una de las piezas fundamentales del conjunto francés.

Compartir

Leer comentarios