Cultura

Galdós «inmortalizará» a Vargas Llosa en billete de 500 characatos de oro

26 de agosto de 2019

Willy Galdós, creador del pasaporte arequipeño y los characatos de oro, planea incluir el rostro del ganador del Premio Nobel de Literatura 2010 en un billete suvenir.

Por: Gustavo Callapiña Díaz

“No hay mal que por bien no venga”. Son cerca de la una de la tarde del viernes 23 de agosto, y Willy Galdós está sentado en el Consulado de la República Independiente de Arequipa, la tienda 10 de las Galerías Gamesa en el centro de la ciudad, y rememora que de no haber sido expulsado de Venezuela en la década de los 80, donde se desempeñaba como dibujante y su situación era de ilegal, quizá hoy no habría creado los suvenires que hoy – 30 años después- suman cinco: el pasaporte arequipeño, el characato de oro, un diccionario gráfico del lenguaje loncco, una chequera de billetes propios de Arequipa, y para no quedarse en el tiempo, una tarjeta de crédito.

Todas sus creaciones, nos dice, no tienen un afán de demostrar superioridad de las personas que nacieron al pie del Misti, ni de mostrar chauvinismo, sino mostrar a los visitantes, ya sean nacionales o extranjeros, nuestra identidad.

“En todo el mundo, cuando uno va a un país, siempre quiere llevarse un recuerdo del mismo; vas y preguntas cuáles son. Es igual acá, lo que queremos es que la gente conozca, se lleve un recuerdo de su estadía”, cuenta.

Las anécdotas forman parte de la vida de las personas. A Galdós sus creaciones le han traído muchas, algunas propias y otras que llegaron a sus oídos, casi todas jocosas y que las comparte cada vez que puede.

El Characato de Oro” fue su segundo invento, después del pasaporte. Durante su estadía en el país venezolano su pago era en dólares. La moneda estadounidense le atraía, por su peso, su textura y su forma. Un día, ya deportado del país llanero, se le prendió el foco de crear una moneda con esas características.

Amigo de varios periodistas de la época, don Willy recurrió a uno de ellos que trabaja en la añeja radio Melodía.

“Lo anunciamos a través de Melodía y dijimos que su valor era de 1 dólar. No se aceptaba soles, todo aquel que quería un Characato de Oro tenía que venir con un dólar. Me acuerdo que hicimos 500 y en una sola mañana desaparecieron”, rememora.

Amante de los viajes por el Perú y el mundo, un día Galdós viajó con un grupo de amigos a Lima. Para ese entonces el “Characato de Oro” ya estaba en circulación y decidió llevarse unas monedas. Salieron a comer a un restaurante por la capital y decidió “lucirse” con sus acompañantes.
En complicidad con el dueño del establecimiento pagó a ocultas de sus amigos toda la cuenta.

“Me acerqué al dueño y le dije quiero hacerle una broma a estos amigos, le dije que tenía una moneda de Arequipa. Yo le pago toda la cuenta ahorita y cuando se acerque a la mesa le voy a preguntar si puedo pagar con characatos y usted me va aceptar», cuenta.
Tal como fue planeado, ello ocurrió. Sus fieles amigos se quedaron estupefactos, y se la creyeron. Mudos, pensando que la moneda de verdad servía como dinero en efectivo le pidieron a Willy que les regale unas cuantas para usarlas.
Los suvenires han pasado por muchos lugares, y han tenido múltiples usos. Esta tarde de agosto, sentado al frente de la mesa del autodenominado cónsul de Arequipa, está Daniel Farfán, amigo de Willy y quien se encarga de distribuir los pasaportes y demás en las tiendas de artesanías, agencias de turismo, y demás.
Cuenta, Farfán, que hace unos años, un pillo que tenía los “billetes de viajero” como se denominan la cuarta creación de su amigo, se encontraba en el aeropuerto y vio a unos turistas. Usando maliciosamente su habilidad, se les acercó y les dijo que ya que se encontraban en Arequipa, sus dólares no tenían validez, y que debían cambiarlos por los que él tenía y que se usaban para hacer los pagos aquí. Ingenuos, los foráneos, aceptaron y fueron estafados.

PRÓXIMAS CREACIONES
Pese al paso de los años, Willy Galdós no pierde la picardía y jocosidad que lo caracteriza. Siempre al tanto de la actualidad, y de lo que ocurre, se encuentra al acecho de nuevas anécdotas o personajes relacionados a Arequipa, para poder plasmarlos en próximas creaciones que tiene en mente.

Una de ellas, tiene como representante a Mario Vargas Llosa, considerado, por muchos, como el arequipeño más universal. Un billete, con un valor de 500 characatos de oro lo acoge. El trabajo ya está listo e impreso, sin embargo aún no se encuentra a la venta. Su creador señala que se encuentra a la espera de un momento ideal para que salga al mercado. Aún no ha llegado.

“Vamos a buscar el momento propicio para sacarlo. Debí hacerlo hace ya tiempo, pero no había la ocasión. Estuvo a punto de salir cuando ganó el Premio Nobel de Literatura, pero pasó que el color que le pusieron en la parte posterior era muy chillón y no me gustó. Tuvimos que mejorarlo y hacerlo más serio”, detalla.

Nada ajeno a los avatares de la política, Galdós, ya tiene en mente a un nuevo personaje para un nuevo suvenir: el fiscal José Domingo Pérez. Arequipeño de nacimiento y que ha demostrado en los últimos tiempos que conseguir justicia y enfrentar a la corrupción es posible.

Compartir
loading...

Leer comentarios