Arequipa

Gestión de Arequipa frente a la pandemia es un mal precedente para descentralización

29 de julio de 2020
Rodolfo Marquina, economista.

«La gestión del Gobierno Regional de Arequipa con Elmer Cáceres Llica a la cabeza es deficiente para afrontar las tareas en la región».

La actuación de Arequipa para hacer frente a la pandemia del nuevo coronavirus es un precedente nefasto para la descentralización en el país, proceso que está trabado en las regiones, manifestó el economista Rodolfo Marquina Bernedo.

En su opinión, la gestión del Gobierno Regional de Arequipa con Elmer Cáceres Llica a la cabeza es deficiente para afrontar las tareas en la región. Frente a la crisis sanitaria no hubo liderazgo, ni convocatoria oportuna de todos los sectores, sumado a la inmovilización de material de protección para los médicos que terminaron enfermando.

Incluso la oferta de promesas, como no firmar la adenda 13 de Majes II, que no cumplirá y otros hechos que no ata ni desata, sientan un precedente muy nefasto no solo para Arequipa, sino para el país que reclama la descentralización como una tarea necesaria para tener un desarrollo equilibrado en el conjunto del territorio y no que sea concentrado en la capital.

Marquina Bernedo, afirma que la situación de la descentralización del país está trabada. Proceso que en el gobierno de Alejandro Toledo se agotó con la decisión antitécnica de convertir a los departamentos en regiones, cuando lo que se necesita es la creación de macro regiones para contrapesar el centralismo limeño.

“Hasta el día de hoy el 75 % del presupuesto se ejecuta y decide desde Lima, 15% desde las regiones y el 10 % los municipios, esa es la realidad del presupuesto público. En estos años se ha transferido competencias, pero recursos nada, entonces seguimos dependiendo de las decisiones de Lima”, dijo.

Con competencias y sin recursos se elige a un gobernador cada 4 años, que al final se convierte en un tramitador, movilizándose a Lima para gestionar partidas presupuestales ante los ministerios.

Con una macro región sur conformada por Cusco, Apurímac, Madre de Dios, Tacna, Moquegua, Puno y Arequipa, podríamos manejar el 30% de la población del Perú, y generar un PBI más significativo que el 5% que tiene la región en la actualidad.

Arequipa y el sur tiene proyectos estratégicos como Majes II y el Gasoducto que están trabados, ambos ahora dependen del gobierno central para salir a flote.

Compartir

Leer comentarios