Arequipa

Gloria cerró empresa láctea Ecolat en Uruguay

13 de febrero de 2015
Gloria cerró empresa láctea Ecolat en Uruguay
El Grupo Gloria decidió ayer cerrar su operación en Uruguay, la cual realiza a través de la firma Ecolat, debido a que «las condiciones necesarias para el normal funcionamiento de la empresa, imprescindibles para mantener la garantía de calidad de nuestros productos ya no se dan». El anuncio ha despertado la indignación de los sindicatos lecheros uruguayos, quienes han convocado a un paro de 24 horas que podría afectar el suministro de lácteos en ese país.
El Grupo Gloria había sufrido pérdidas en la operación de Ecolat -que fabrica bajo la marca Parmalat- por hasta US$35 millones, según reveló esta semana el diario El País, de Uruguay, por lo que había decidido realizar una reestructuración de la empresa, despidiendo a 110 trabajadores e incentivando el retiro de 92. Solo se mantendrían en la fábrica, ubicada en la ciudad de Nueva Helvecia, unos 130 empleados.
«Ecolat debió avanzar con su plan de reestructuración, en un último intento por evitar el cierre definitivo de sus operaciones. La crítica situación de la empresa, la falta de alternativas sustentables para el negocio y la probabilidad real de un cierre definitivo de las operaciones, de no implementarse rápidamente la reestructura original, había sido planteada en sucesivas reuniones con las autoridades», reza el hecho de importancia enviado a la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) por el Grupo Gloria.
El sindicato de Ecolat, sin embargo, se opuso a la decisión gerencial e incluso habría generado hechos violentos el 4 de febrero, fecha en que la empresa hizo llegar telegramas de despidos a 110 empelados.
«Desde ese mismo día las dificultades han sido permanentes, sumándose irregularidades y agresiones de todo tipo que impiden el normal funcionamiento de la empresa, situación que ha sido debidamente documentada e informada a las autoridades correspondientes», expresó el Grupo Gloria.
«Ante la desproporcionada reacción del sindicato a las decisiones de la empresa y sus gerentes, se han quebrado el principio de autoridad y la relación de confianza necesaria que debe existir con los trabajadores» señala el hecho de importancia.
El Grupo Gloria explicó que Ecolat debió avanzar con su plan de reestructuración, en un último intento por evitar el cierre definitivo de sus operaciones. “La crítica situación de la empresa, la falta de alternativas sustentables para el negocio y la probabilidad real de un cierre definitivo de las operaciones, de no implementarse rápidamente la reestructura original, había sido planteada en sucesivas reuniones con las autoridades”, señalo.
Incluso, como revela El País, esta semana, uno de los dueños del Grupo Gloria, Vito Rodríguez, estuvo en Uruguay y mantuvo reuniones en los ministerios de Trabajo, Ganadería e Industria. Allí advirtió que si no se podía llevar a cabo la reestructuración, el cierre era la única salida.
El anuncio del cierre definitivo, que deja a unos 300 operarios sin empleo, ha despertado la indignación de la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL), que ha convocado de forma «inminente» un paro de 24 horas en todas las empresas del sector junto a otras acciones, que podrían afectar el suministro de productos lácteos en Uruguay, de acuerdo con El País.
El Grupo Gloria inició sus operaciones en Uruguay en mayo del 2012, luego de comprar el 55% de las acciones de la empresa por US$20 millones. A fines de ese año se hizo del 45% restante tras un desembolso de US$16 millones.
(El País)
 
Compartir

Leer comentarios