Arequipa

Hace seis meses se registró primer caso de coronavirus en Arequipa

7 de septiembre de 2020

A la fecha hay más de 100 mil contagiados.

Presidente de la Federación Médica opinó que nada ha cambiado desde que la enfermedad llegó a la región y que las estrategias se mantienen, pese a que no han logrado resultados positivos.

Un día como ayer, hace seis meses, las autoridades regionales de Salud, convocaron a los periodistas para dar a conocer que Arequipa ya tenía el primer caso de coronavirus. Llamaron a la calma. Aseguraron que todo estaba bajo control y que no había ningún motivo para alarmarse.

“Existen declaraciones de algunos colegas médicos no autorizadas diciendo que no estamos preparados para un contagio masivo. Queremos dejar en claro que garantizamos la atención a los pacientes con la implementación de los hospitales, existe personal suficiente en caso sobrepase la capacidad, tenemos cinco centros para triaje diferenciado…”, anunciaba entusiasta el exgerente de Salud, Dember Muñóz.

Incluso el asesor técnico del equipo que iba a estar al frente de la pandemia dijo que “la población no tiene por qué exagerar en los cuidados, ni siquiera debe usar la mascarilla, porque eso servirá para fomentar el negocio en los comerciantes”.

Arequipa ya lleva más de 108 mil 440 casos de contagiados y se está a menos de 20 personas para pasar de los 2 mil fallecidos.

Se generaron alarmas en la población sobre quién podía ser portador del mal. Una persona con un resfriado fuerte en Aplao, fue el primer sospechoso. Luego se confirmó que no era  portador. Una ciudadana italiana fue aislada en un hotel en Bustamante y Rivero, a quien  también se le descartó el mal. El 29 de febrero, un ciudadano que llegó de Londres, Inglaterra, para visitar a la familia se presentó tres días después, en el Hospital Goyeneche porque sospechaba tener el mal.

Tenía fiebre, malestar general, tos. El 7 de marzo confirmaron que el paciente tenía el virus. Según dijeron las autoridades, se tomaron todas las previsiones del caso para evitar contagios y se enviaron muestras a Lima para ser analizadas, confirmando el primer caso en Arequipa.

A los pocos días que el Gobierno decretó la cuarentena a nivel nacional, el 16 de marzo, Arequipa ya tenía 7 casos confirmados y desde ese momento se comenzó a desnudar la verdadera problemática en la cual se encontraban los  hospitales de la ciudad.

SIN CAMBIOS

Rene Flores, presidente de la Federación Médica de Arequipa, asegura que en todo este tiempo, no hubo mayores cambios en la actitud o la conducta para enfrentar la pandemia, solo anuncios sensacionalistas, pero nulas medidas de control, salvo algunas pocas que fueron sugeridas por los gremios médicos, de otras instituciones o de directivas nacionales.

“Por el contrario, solo hubo medidas desatinadas, como el cierre de los mercados, la restricción del transporte público y privado, que solo agravaron la crisis. Lo peor de todo es que continúan por el mismo camino y la reactivación económica sin cumplir ningún protocolo es otra prueba”, añadió el galeno.

La pandemia no ha acabado, son más de mil contagiados los que se detectan diariamente, lo que quiere decir que la enfermedad está latente y con el desborde social de los últimos días, seguramente en unos 8 días, lo más probable es que los hospitales nuevamente estén llenos de pacientes, añadió.

LO MÁS URGENTE

El representante de los médicos considera que ahora se debe prestar atención y adoptar medidas urgentes respecto a la salud del personal de salud, no exigiéndoles que regresen a trabajar hasta que no estén completamente curados, porque las secuelas de la enfermedad pueden dejarlos incapacitados, con daños en el aparato respiratorio, daños musculares, dermatológicos, neurológicos, musculares, entre otros.

Igualmente se debe valorar la inmediata implementación de las camas en Unidad de Cuidados Intensivos, además de la compra de una planta para generar oxígeno pero para abastecer a la población.

Finalmente, es vital que el Gobierno y las autoridades regionales, implementen un programa nutricional específico para quienes fueron afectados por la COVID-19, y la población en general, para reforzar su sistema inmunológico, con la recomendación del colegio de Nutricionistas y dejando de lado todo afán comercial, como ocurrió con ciertos medicamentos, que no hicieron más que generar especulación e incremento de precios.

Compartir

Leer comentarios