Educación

Hay más interés en la ciudad por estudiar lenguaje de señas

14 de octubre de 2019
Escuela encargada de capacitar en lenguaje de señas.

Son cada vez más las personas interesadas en conocer el lenguaje de señas con el objetivo de promover la inclusión en sus propias familias, centros de trabajo e instituciones educativas.

Esteban Ramírez, director de la Escuela de Lengua de Señas LARA, informó que con los años, se han ido inscribiendo mucho más personas para aprender la lengua y por ejemplo, en diferentes niveles, tiene inscritos un promedio de 60 personas.

Señaló que al principio eran familiares de personas que habían nacido con sordera o por algún accidente o problema de salud, habían perdido la audición, que se matriculaban para aprender, de tal manera que podían comunicarse con sus familiares.

Con los años son profesionales y estudiantes universitarios de carreras como derecho, medicina, psicología, educación, entre otros, que buscan conocer el idioma de señas, para poder ejercer sus profesiones e incluir a las personas con sordera.

Esteban, quien también trabaja en la Universidad Nacional de San Agustín, como traductor de una estudiante con sordera, indicó que estudiar el idioma es como hacerlo como cualquier otro y el curso dura un año y medio y se hace por niveles, de cuatro meses cada uno, pero solo una vez por semana.

Explica que la primera clase es teórica y el resto pura práctica, pero que solo se enseña a personas que oyen.

Él es hijo de padres con sordera y tuvo que aprender el lenguaje para comunicarse con ellos. Hace cinco años decidieron abrir la escuela para ayudar a otras personas a comunicarse.
“Ahora en la Unsa se está tratando de crear un grupo de inclusión cuyos jóvenes también han aprendido el lenguaje, lo cual es muy bueno, porque de esta manera pueden apoyar a muchos jóvenes que quieren superarse pero que tienen la limitación de la audición, porque es muy difícil continuar estudios sin saber lo que dicen los docentes”, añadió.

Compartir

Leer comentarios