Arequipa

Iglesia usa redes sociales para convocar a postulantes a sacerdotes

10 de junio de 2019
Hay pocos interesados en ordenarse como sacerdotes en estos tiempos.

También Facebook es usado para captar a jóvenes interesados en vestir sotana en los templos.

Las redes sociales se han convertido en uno de los principales pilares de la Iglesia Católica para convocar y llamar a aquellos hombres y mujeres que hayan deseado volcar su vida a Dios. Por estos tiempos las visitas a los seminarios o entidades católicas para requerir información para ser parte de las filas de la iglesia, en cuerpo presente, han sido reemplazadas por las redes sociales y en especial el Facebook.

El papa Francisco recientemente, el 24 de enero de este año, con motivo de la Jornada Mundial de las Comunicaciones, otorgó un discurso en donde señaló a la internet y sus redes como un espacio necesario para la iglesia.

“Si una comunidad eclesial coordina sus actividades a través de la red, para luego celebrar la Eucaristía juntos, entonces es un recurso. Si la red me proporciona la ocasión para acercarme a historias y experiencias de belleza o de sufrimiento físicamente lejanas de mí, para rezar juntos y buscar juntos el bien en el redescubrimiento de lo que nos une, entonces es un recurso”, dice el Papa.

¿Y cómo lo han tomado las sedes y miembros de iglesia en Arequipa? Pues han comenzado a dejar prácticas pasadas, de convocatoria boca a boca, para unirse a la modernidad otorgando caminos hacia la iglesia a través de las redes sociales. Así, seminarios y grupos religiosos aprovechan hoy a la internet para realizar sus convocatorias.

Recientemente la “Orden de las Carmelitas en el Perú” han lanzado su convocatoria vía Facebook bajo el lema “Sé un fraile y sacerdote carmelita” acompañado por la dirección web carmelitasperu.org/voc, un vínculo en donde el interesado puede encontrar opciones de convocatoria: ¿sabes lo que estás buscando? Quiero ser: fraile, sacerdote Carmelita, quiero información sobre la comunidad o quiero ser acompañado para discernir mi vocación.

Una página en donde el interesado llena una lista de datos que no solo preguntan las típicas preguntas personales sino a la que se suma la pregunta: “¿Cómo apareces en Facebook?».

Para el secretario general para la Comunicación de la Santa Sede, Lucio Adrián Ruiz, “la Iglesia tiene que estar en las redes sociales, porque los fieles están ahí”. En el diario El Mundo hace cerca de una década señaló: «Predicamos como predicaba San Agustín, perfecto para su época, pero no para hoy, cuando nuestros jóvenes operan en varios ‘frames’ a la vez».

En la ciudad el Arzobispado de Arequipa ha utilizada este medio para realizar campañas de comunicación reuniendo la información de sus diferentes instituciones de formación utilizando la red de Mark Zuckerberg para invitar a jóvenes a formar parte de la iglesia.

Otros, como los franciscanos replican la acción mediante comunicados de “Jornadas franciscanas vocacionales”, llamadas “el descubrimiento del sentido de la vida”. A través de estas campañas publicadas en las redes sociales promueven e invitan a aquellos muchachos con vocación a ser parte de una vida de castidad.

Otros como los Militantes de Santa María promueven esa búsqueda de personas especiales mediante “Ejercicios Espirituales”, publicados y promocionados por Facebook.

La misma práctica es la del “Instituto del Verbo Encarnado”, que en la red de la F blanca y fondo azul se encuentra con el mismo nombre.

Otra cuenta de la red social que llama y convoca a ser parte del sacerdocio es la parroquia Madre de Misericordia en donde también se promueven jornadas vocacionales en búsqueda de nuevos sacerdotes.

Aunque no se conoce el número de sacerdotes ordenados gracias a Facebook es claro que hoy se ha convertido en una herramienta de gran valor para la iglesia católica.

“Esta capacidad de comprensión y de comunicación entre las personas humanas tiene su fundamento en la comunión de amor entre las personas divinas. Dios no es soledad, sino comunión; es amor, y, por ello, comunicación, porque el amor siempre comunica, es más, se comunica a sí mismo para encontrar al otro. Para comunicar con nosotros y para comunicarse a nosotros, Dios se adapta a nuestro lenguaje, estableciendo en la historia un verdadero diálogo con la humanidad”, dice el Papa.

Compartir

Leer comentarios