Arequipa

IGP busca instalar sistema de alerta sísmica con apoyo de empresariado

20 de febrero de 2019
Hernando Tavera precisa que cada dispositivo cuesta hasta 40 mil soles.

Se requiere la adquisición de unas veinte bocinas o megáfonos para ser instalados en Arequipa, con el propósito de alertar a la población segundos antes que ocurra un movimiento telúrico de gran magnitud. Cada elemento está valorizado en 40 mil soles, aproximadamente.

Han pasado unos cinco años desde que se planificó la instalación de un sistema de alerta sísmica en Arequipa, con la finalidad de advertir con varios segundos de anticipación, la ocurrencia de un movimiento telúrico de magnitud. Sin embargo el proyecto continúa durmiendo el sueño de los justos, por falta de presupuesto.

Ayer, nuevamente el Instituto Geofísico del Perú (IGP), intentó poner en agenda el tema y realizó una charla informativa al empresariado y autoridades en la Cámara de Comercio de Industria, donde demandó el apoyo económico necesario para viabilizar la iniciativa.

El presidente ejecutivo del IGP, Hernando Tavera, indicó que en todo este tiempo su representada trabajó lo referido con las estaciones de monitoreo adquiriendo equipos y otros, sin embargo a falta de dinero no puede implementar el siguiente componente de este sistema, que consiste en la alerta a la población en general.

Afirmó que inicialmente se requiere la adquisición de al menos veinte bocinas, sirenas o megáfonos para ser instaladas en Arequipa con el propósito de alertar a la ciudadanía, unos segundos antes que ocurra un movimiento telúrico de gran magnitud. No obstante cada elemento está valorizado en 35 mil 40 mil soles, aproximadamente.

«Por ejemplo a lo largo del litoral del país han sido instalados durante los últimos años 47 sensores para que cuando ocurra un sismo en el mar la onda sea detectada rápidamente por los equipos del IGP, pero esto es insuficiente, sino tenemos la forma de hacérselo conocer a la gente para que se ponga a buen resguardo», dijo.

SILENCIO SÍSMICO

Tavera destacó la importancia de implementar este sistema de alerta sísmica en el país, y sobre todo el sur del país, por el silencio sísmico entre Ilo (Moquegua) hasta Antofagasta (país de Chile), donde no se han reportado fuertes movimientos telúricos desde mayo de 1868, es decir, un total de 151 años.

«En cualquier momento podría ocurrir un sismo de elevada magnitud en las áreas citadas y definitivamente por su cercanía este evento va involucrar seriamente a Arequipa, debiendo estar preparados», dijo.

Agregó así que además de trabajar en el moderno sistema de alerta, el IGP está proyectando una agresiva campaña informativa a toda la colectividad en general con el objetivo que sepan cómo actuar durante la ocurrencia de un terremoto.

Refirió finalmente que los simulacros que se practican eventualmente en la región Arequipa resultan insuficientes, por el mínimo número de involucrados en darse un tiempo para cumplir el breve procedimiento de buscar zonas seguras, salir con las manos en la nuca, entre otros.
«Los simulacros son eficientes, pero por desgracia no todos actúan y esto les resta eficacia», anotó.

Compartir

Leer comentarios