Mundo

«Incluso para una vida corta, hay muchos recuerdos»

14 de julio de 2020
Foto: Uninted States Holocaust Memorial Museum

«Para ser honesto, no puedo decir que el deseo de morir por el emperador es genuino, que viene de mi corazón. Sin embargo, se decidió por mí que muero por el emperador. No temeré el momento de mi muerte. Pero tengo miedo de cómo el miedo a la muerte perturbe mi vida.

Incluso para una vida corta, hay muchos recuerdos. Para alguien que tuvo una buena vida, es muy difícil separarse de ella. Pero llegué a un punto sin retorno. Debo sumergirme en una nave enemiga. A medida que se acerca la preparación para el despegue, siento una fuerte presión sobre mí. No creo que pueda mirar a la muerte. Hice mi mejor esfuerzo para escapar en vano. Entonces, ahora que no tengo otra opción, debo ir valientemente.»
-Hayashi Ichizo, piloto japonés de Kamikaze. 21 de marzo de 1945

«Padre y madre, se ha decidido que también haré una salida como miembro orgulloso y especial del cuerpo de ataque. Mirando hacia atrás, cuando pienso en que me han cargado en sus brazos por más de 20 años, estoy lleno de gratitud. Realmente creo que nadie más ha vivido una vida más feliz que yo. Estoy decidido a pagarle al Emperador y a mi padre por su amabilidad.

Más allá de esas nubes blancas sin límites, haré mi ataque con una sensación de calma. Ni siquiera se me ocurrirán pensamientos de vida o muerte. Una persona muere una vez. Será un día honorable para amar por la causa eterna.
Padre y madre, por favor, alégrense por mí. Sobre todo, madre, cuida tu salud. Deseo la prosperidad de todos.

Siempre y para siempre viviré cerca de ustedes. Iré sonriendo. Tanto el día de mi salida como para siempre.»
– Kiyoshi Ogawa, piloto de Kamikaze. 11 de mayo de 1945.

Fuente: listverse.com

Foto: Royston Colour

_______________________________

El hombre que salvó al mundo de una Tercera Guerra Mundial

Compartir

Leer comentarios