Arequipa

Inquilinos con los días contados con “desalojo notarial

29 de abril de 2019

Mediante Ley Nº 30933, publicada en el Diario Oficial El Peruano, se establece y regula el procedimiento especial de desalojo mediante la intervención de notario y con ejecución judicial, con lo cual el proceso puede reducirse a menos de 30 días.

La norma indica que podrán acogerse a lo dispuesto en la presente ley el propietario, el arrendador, el administrador y todo aquel que considere tener derecho a la restitución de un bien inmueble, contra el arrendatario que se ha sometido expresamente al procedimiento establecido por la mencionada ley.

No están comprendidos en el ámbito de la presente ley la desocupación por motivo de contratos de alquiler venta, arrendamiento financiero u otros tipos de contratos que incluyan pago para adquirir la propiedad del inmueble.

Este proceso será posible si previamente, en el contrato de arrendamiento, se incluya una cláusula de allanamiento a futuro del arrendatario, para la restitución del bien por resolución del contrato por falta de pago.

Asimismo, el contrato de arrendamiento debe estar contenido en un Formulario Único de Arrendamiento de Inmueble destinado a Vivienda (FUA).

Por otro lado, los pagos por los arrendamientos, necesariamente deberán ser bancarizados en entidades financieras o cooperativas de ahorro y crédito que se encuentren supervisadas por la SBS.

La nueva ley brindará seguridad e incentivos a los actuales y futuros propietarios de inmuebles, para que puedan ponerlos a disposición de alquiler y de esta manera, dinamizar el mercado inmobiliario para personas buscan alquilar una vivienda ya que todavía no cuenten aún con los medios económicos para pagar la cuota inicial de una vivienda propia.

El pleno del Congreso aprobó la ley que regula el procedimiento de desalojo con intervención notarial, con la cual los propietarios de inmuebles de alquiler tendrán la opción de proceder como alternativa al proceso contencioso de desalojo en el Poder Judicial.

Este proceso será posible si previamente, en el contrato de arrendamiento, se incluya una cláusula de allanamiento a futuro del arrendatario, para la restitución del bien por resolución del contrato por falta de pago.

Asimismo, el contrato de arrendamiento debe estar contenido en un Formulario Único de Arrendamiento de Inmueble destinado a Vivienda (FUA).

Por otro lado, los pagos por los arrendamientos, necesariamente deberán ser bancarizados en entidades financieras o cooperativas de ahorro y crédito que se encuentren supervisadas por la SBS.

Además de lo señalado, otra de las ventajas de la ley es la descarga procesal del proceso de desalojo, que por lo regular puede demorar un promedio de 4 años en ser efectiva. En ese lapso de tiempo, el inmueble, ilegalmente ocupado, continúa deteriorándose lo cual va en desmedro del arrendador para futuros alquileres de su inmueble.

Con la intervención de un notario, este proceso puede ser reducido a menos de 30 días.

Compartir

Noticias Relacionadas

Leer comentarios