Fiscalización

Insumos para pruebas COVID-19 se entregaron sin regulación a clínicas

31 de julio de 2020

En almacén del INS se encontró más de 190 mil unidades que llevan un mes sin distribuirse.

La Contraloría General de la República detectó una serie de deficiencias en la recepción, control y distribución de los Medios de Transporte Viral (MTV), que son insumos usados en la toma de muestras biológicas para procesar pruebas moleculares de COVID-19, las cuales ponen en riesgo el correcto uso de estos insumos que fueron adquiridos o donados al Estado para afrontar la emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus.

El informe es resultado de la evaluación y verificación física hecha por los auditores  de la Contraloría a la documentación relacionada a la recepción, custodia y distribución de los Medios de Transporte Viral (MTV) adquiridos con recursos públicos para realizar pruebas moleculares de COVID-19, que realizó el INS a las Direcciones de Redes Integradas de Salud (DIRIS) de Lima Norte, Lima Centro, Lima Este y Lima Sur, desde el inicio de la pandemia, así como a la Dirección Regional de Salud (DIRESA) Callao y las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPRESS) públicas y privadas.

AUSENCIA DE DIRECTIVAS

Según el Informe de Visita de Control N° 053-2020-OCI/0191-SVC, emitido por el Órgano de Control Institucional (OCI) del Ministerio de Salud (Minsa), el INS carece de lineamientos y/o directivas para la atención de requerimientos, distribución y control de los MTV, que son insumos para la toma de muestras biológicas para procesar pruebas moleculares por COVID-19. Ello quedó evidenciado luego del requerimiento de información y revisión hecha de los documentos proporcionados por el INS.

Mientras que en las DIRIS de Lima Metropolitana y la Diresa Callao se constató que también carecen de procedimientos o lineamientos que regulen la recepción, custodia, control y distribución de los MTV.

Ante los hechos evidenciados, se concluye que la falta de lineamientos y procedimientos para la distribución, control y custodia de los MTV afectan la transparencia del proceso y dificulta la trazabilidad y supervisión de la distribución de estos insumos.

SIN REGULACIÓN

Un segundo hecho que evidencia la Contraloría a través del informe es que los MTV para pruebas moleculares de COVID-19 que fueron adquiridos por el Estado y donados por la OPS, fueron entregados de manera no regulada por el INS a distintas clínicas y un laboratorio privado, lo que afecta la transparencia en el proceso de distribución y genera el riesgo de que se hayan utilizado para fines distintos.

La investigación de los auditores permitió identificar, a través de documentos oficiales, que una de las clínicas a las que se entregó los MTV mencionó que recibió 664 unidades de parte del INS y fueron distribuidas a todas las sedes de la clínica entre el 26 de marzo y 15 de abril. No obstante, el INS reportó que esa misma clínica solo había recibido 360 unidades, por lo que este hecho revela el control estricto que debe primar en el manejo de estos insumos tan sensibles y necesarios ante la pandemia por la COVID-19.

CIFRAS NO CUADRAN

El tercer hecho detectado por la Contraloría fue que el INS recibió un total de 363 560 unidades de MTV, entre adquisiciones al amparo de los Decretos de Urgencia N° 025-2020 y N° 028-2020, y donaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), de los cuales se retiraron del almacén central del INS un total de 165 610 unidades de MTV y el saldo de 197 950 unidades seguían en custodia y no fueron distribuidas a nivel nacional pese a que estaban almacenadas desde el 9 de junio del presente año.

Un cuarto hallazgo fue que las DIRIS de Lima Metropolitana y la Diresa Callao no tienen un mecanismo de control adecuado sobre el uso de los MTV que fueron distribuidos a las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPRESS) de su jurisdicción, ocasionando que no se cuente con información precisa y dificultando la trazabilidad de dichos insumos.

Los resultados del informe fueron puestos en conocimiento de la titular del Ministerio de Salud con la finalidad de que se implementen las acciones correctivas que correspondan y debe comunicar al OCI, el respectivo plan de acción que se implementará para levantar las observaciones realizadas.

Compartir

Leer comentarios