Internacional

Nicolás Maduro pidió máximo castigo por atentado

6 de agosto de 2018
nicólas maduro
Atentado dejó heridos. Nicolás Maduro pidió máxima sanción.

Nicolás Maduro fue víctima de un atentado con drones y explosivos.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se alista para responder con puño de hierro al intento de asesinato que denunció el sábado, lo que hace temer una ola represiva contra sus adversarios.

Maduro, quien asegura haber sido víctima de un ataque con drones cargados de explosivos, del que salió ileso, ya anunció varias capturas y prometió ir “a fondo caiga quien caiga”.

“Han vuelto a fracasar y en Venezuela tiene que haber justicia porque han atentado contra mi vida”, dijo sobre el incidente que dejó siete militares heridos, según el gobierno.

“¡Justicia!, ¡máximo castigo! Y no va a haber perdón, los que se han atrevido a ir hasta el atentado personal que se olviden de perdón, los perseguiremos y los capturaremos a donde se vayan a esconder ¡Lo juro!”, advirtió el mandatario en una alocución al país la noche del sábado.

Confrontando a un enorme rechazo popular por el colapso económico, Maduro responsabilizó del ataque a la “ultraderecha”, como se refiere a la oposición, y al presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

El mandatario evocó una entrevista de Santos esta semana con la AFP, en la que dijo que veía “cerca” su caída.

“Se trata de un atentado para matarme, han intentado asesinarme el día de hoy (…), no tengo duda que el nombre de

Juan Manuel Santos está tras este atentado”, sostuvo.

Santos entregará el poder mañana martes 7 al derechista Iván Duque, duro crítico de Nicolás Maduro.

“Resultan absurdos y carecen de todo fundamento los señalamientos de que el mandatario colombiano sería el responsable del supuesto atentado en contra del presidente venezolano”, indicó la cancillería colombiana en un comunicado.

Pero Maduro instó a los militares a estar en “máxima alerta” y a redoblar la inteligencia en la frontera con Colombia.

Los gobiernos de Cuba, Bolivia, Siria, Irán, Turquía y Rusia -aliados del gobierno socialista- condenaron el incidente. España, por su parte, rechazó “cualquier tipo de violencia con fines políticos” y Alemania afirmó que “siguen de cerca la evolución en el terreno”.

Un supuesto grupo rebelde, Movimiento Nacional Soldados de Franelas (camisillas), se atribuyó el ataque, según un comunicado leído en YouTube por la periodista opositora venezolana Patricia Poleo, radicada en Estados Unidos.

El grupo aseguró estar integrado por militares y civiles.
Según el gobierno, los drones detonaron frente a la tribuna presidencial y otros lugares de la céntrica avenida Bolívar.

Un video difundido en redes sociales muestra el momento en que suena una explosión y la seguridad de Nicolás Maduro, quien pronunciaba un discurso, se apresura a cubrirlo con escudos antibalas.

A diferencia del presidente, quien elevó la mirada y se mantuvo erguido, varios militares a su lado se agachan, tras lo cual el mandatario es evacuado. Su esposa, Cilia Flores, y varios altos funcionarios también estaban en la tarima.
“Mi primera reacción fue de observación, de serenidad, porque tengo confianza plena en el pueblo y en la Fuerza Armada”, relató desde el palacio presidencial de Miraflores.

El fiscal general, Tarek William Saab, de línea oficialista, dijo que hoy revelará las identidades de los detenidos. “Habrá una sanción implacable”, advirtió Saab, quien fue testigo del incidente.

Compartir

Leer comentarios