Nacionales

Jóvenes celebraron renuncia de Manuel Merino

16 de noviembre de 2020

Luego del mediodía del domingo, Merino de Lama dimitió y regresará a su curul en el Congreso. Hay pedidos de investigación sobre los acontecimientos del sábado.

Como días anteriores, los jóvenes volvieron a movilizarse por las calles de los departamentos del país. Esta vez se sumó a sus reclamos el pedido de justicia para los jóvenes Jack Bryan Pintado Sánchez y Jordán Inti Sotelo Camargo quienes fallecieron en la trágica noche del sábado por impactos de perdigones. Además esperaban con plantones la confirmación de la renuncia de Manuel Merino a la Presidencia de la República como se rumoreó durante toda la madrugada.

Al llegar el mediodía apareció Manuel Merino en televisión nacional. Con ayuda de sus celulares, radios de vehículos y otros dispositivos, los jóvenes escucharon el discurso de Merino.

“Quiero hacer de conocimiento a todo el país que presento mi renuncia irrevocable al cargo de presidente de la República. E invoco a la paz y la unidad de todos los peruanos”, señaló Merino desatando la alegría de los manifestantes para luego a un solo grito decir: “Sí se pudo, sí se pudo”, varias veces. 

El objetivo de sus marchas ya está alcanzado. Merino está fuera del Palacio de Gobierno. Esa expresión de victoria fue acompañada por cacerolazos escuchados con fuerza también en estos días de crisis.

Los muchachos se organizaron en marchas iniciadas desde el lunes al inicio menores motivando el desprecio de algunos políticos quienes calificaron sus protestas de “minoría” o de “300 a 400” como lo dijo el congresista, Omar Chehade. Pero desde el miércoles fueron contundentes. Sin líderes visibles, sin la vieja guardia dirigencial (CGTP, Sutep, y otros sindicatos) y articulando varios colectivos, rugieron por las calles hasta lograr la caída del acciopopulista.

EL SÁBADO

La renuncia de Merino caía de madura. Luego de la confirmación del primer fallecidos, los líderes políticos empezaron a pedir su cabeza, mientras sus ministros renunciaban cada media hora. La primera fue Patricia Paullet de la cartera de la mujer. La presión vendría después cuando al final de la noche aparecería en escena el entonces presidente del Congreso, Luis Valdés, en entrevista con Canal N, para adelantar que convocaría una junta de portavoces que evaluaría la renuncia de Merino, sesión que se cumplió sin inconvenientes en la mañana del domingo. 

La salida de Merino no estaba confirmada porque incluso se le veía en una foto difundida por Twitter reunido con ministros como Ántero Flores-Aráoz, y Gastón Rodríguez del Interior. Trascendió que el ahora expresidente esperaba que censuren la mesa directiva, e incluso que lo vaquen con 87 votos, pero finalmente la presión política, mediática y ciudadana terminó por orillarlo al final de su Gobierno ayer en la mañana.

Manuel Merino asumió la presidencia el último martes luego de la aprobación de la vacancia de Martín Vizcarra con 105 votos. En dos días juramentó a su nuevo gabinete liderado por Antero Flores Araoz. La elección del político lejos de aliviar las movilizaciones ciudadanas las intensificó en una primera marcha nacional masiva desarrollada el jueves, con igual represión policial, donde no se respetó ni a mujeres, ancianos ni periodistas, y en otra, mucha mayor, realizada el sábado que tuvo un final trágico.

Compartir

Leer comentarios