#MisionCultura

La ambición te puede llevar a lugares muy oscuros

28 de agosto de 2020
Foto: Nieve y Espada Rota

Por: Gabriel Herencia

Recuerdo que le dijo Darin a Santino, haciendo referencia a que, la búsqueda por el poder o por tener más, puede tener resultados que nos lleven a un lugar tristemente inhóspito, pero, ¿qué pasa si la ambición tiene como objetivo, una causa noble?

Entonces logro comprender al Rey de Qin, cuando conversa con Sin Nombre, a puertas de su muerte.

El Rey le confiesa a Sin Nombre, que se sorprende por las palabras que el guerrero le da, al contarle que Espada Rota pudo entender sus profundas intenciones, al querer unificarlo todo, así trayendo la paz, por fin, a esa región del mundo que se encontraba inmersa en conflictos constantes.

Todo bajo el cielo o nuestra tierra, -dependerá la traducción pero el significado es el mismo-, es la frase que al final le da el guerrero al Rey y llorando, se sorprende el monarca que su peor enemigo sea el único que logró comprenderlo, siendo tildado hasta por sus cortesanos de tirano y él, en su reclusión, se sentía vacío pero al final, redimido.

Son más las reflexiones filosóficas a las que llega el Rey, gracias a la visita que le hace el guerrero que fue ayudado por Nieve, Espada Rota y Cielo. Por ejemplo, logra entender la finalidad del arte de la espada y como este, puede llevar al hombre a la paz, a la realización humana.

¿Pero es solamente, esta película china del 2002, esto que menciono? No. Hero, filme dirigido por Zhang Yimou, tiene una propuesta audiovisual exquisita, con un manejo impecable del color, nos cuenta a través del azul, blanco y rojo, la pericia, cavilaciones y contradicciones por las que pasan nuestros héroes para llegar a su objetivo final, contándonos también la trágica historia de amor entre Nieve y Espada Rota.

Las referencias cinematográficas que podemos percibir en esta película, es a uno de los grandes del séptimo arte, Akira Kurosawa, y ver en algunos frames a Rashomon o Ran, al tener un manejo visual del movimiento enfocado más que nada a lo natural, como el agua, la lluvia, el viento, así también por la notable dirección de grupos no solo de personas, como los ejércitos, sino también a las cosas inertes: flechas, hojas y telas.

Darle realce a una sola gota de agua en medio de un lago o a una persona en medio de un mar de saetas, quedarían como simples sucesos si no fueran por la adición del gran soundtrack realizado por el músico Tan Dun, -que realza al guzheng-, que nos dicen qué sentir y ser arrastrados a esa China tradicional donde tenemos como sentimiento ensalzado a la melancolía y nostalgia, porque desde el inicio, ya nos cuentan que esta historia, será una sucesión de anhelos quebrantados, inconclusos, pero con un final ¿feliz?

_________________________

Massive Attack caminando en mis zapatos

Compartir

Leer comentarios