Columna

La Desigualdad Racial: Una brecha larga y ancha

24 de febrero de 2020
Caricatura: Canelita

“Las mujeres son, en esencia objetos estéticamente agradables” fue un comentario del presidente de lo EEUU Donald Trump, declarado y reconocido por ser racista, xenófobo y machista, a pesar de estos títulos descalificadores para ser un líder nacional y representante de un país, siendo el máximo funcionario público, está tentando la reelección. ¿Cómo pudo ganar las elecciones presidenciales de un país forjado con la migración? La hipótesis de su victoria recae en el fruto de la desigualdad racial que hay en dicho país, que ha generado guerras externar e internadas con comunidades latinoamericanas, asiáticas, europeas y negras. La política discrimina.

“El Rey del Rock” Elvis Presley dijo: “Prefiero besar a tres negras que a una mexicana”, siendo una celebridad que brillo en el siglo XX por sus canciones e interpretaciones, movilizando a miles de jóvenes, que imitaban como vestía, como bailaba y su famoso peinado. Tenía comentarios discriminadores a las personas que nacieron, se criaron y se denominan mexicanos. En la música se discrimina.

Sofia Vergara, actriz y modelo colombiana ganadora de múltiples premios como el Globo de Oro, Emmy, Premios Satellite, entre otros. Manifestó en una novela norteamericana un comentario racista: “Como si fuéramos perunos”, haciendo alusión que en toda la Latinoamérica allí se encuentran las personas rateras y peligrosas de la región. En la actuación también se discrimina.

“Los ecuatorianos son cocodrilos de altura no son humanos, son monos” haciendo alusión a Felipe Caicedo, lo dijo el polémico y alarmista Phillip Butters, cuando estaba comentando un partido de futbol entre Perú vs Ecuador. Caracterizado por discriminador y xenófobo, perteneciente a las familias adineradas del norte y de Lima, gozando de su cuota de poder social y político, no teme humillar a cualquier ciudadano diciéndole cholo, negro, chato u otro apelativo que lo haga sentir superior al resto. El futbol discrimina.

En Pucusana – Napo se privatiza las playas, sectorizando por clases sociales y status, a pesar que no se puede privatizar la playa, se ponen sogas para que puedan dividir a ambas poblaciones que vienen a disfrutar de un día de recreación. En un reportaje que hace Panorama en el 2014, se entrevista a los supuestos privatizadores, alegando lo siguiente: “son cochinos son rateros, son gente que viene de asentamientos humanos, la playa es inmensa, que no nos vengan a molestar”. Arguedas mencionada el país de todas las sangres, pero ello no significa que todas y todos nos aceptemos como iguales, como ciudadanos, con los mismos derechos y deberes, ni siquiera son culturas diferentes, porque son poblaciones urbanas que cohabitan en un mismo lugar. Entonces el territorio discrimina.

Vilma Palma persona con discapacidad que fue discriminada por sus profesores al negarle que termine sus estudios en panadería. Tres personas que llegaron a conocido centro comercial a ver un partido de futbol en el distrito de Miraflores fueron detenidas por la Policía Nacional del Perú, pensando que estaban robando, siendo advertidos por algunos consumidores, lo cual no era cierto. Discriminar a un niño con VIH al negarle la matricula en un colegio público, diciéndole “usted me lo trae sanito sino no puede matricularse”, son miles de casos de discriminación que pasan en nuestro país.

En Arequipa este 18 de febrero se archivó la denuncia de discriminación contra Elena Viza, una obrera de construcción civil que labora para el Gobierno Regional de Arequipa, que fue discriminada en febrero del 2019 por la ciudadana Zuleika Alatrista en la Variante de Uchumayo. Esta denuncia fue archivada por la fiscal Janet Valdivieso, quedando impune cualquier acto de discriminación, dando un mensaje para la opinión pública de normalización, donde no prima la justicia equitativa sino depende del nivel socioeconómico que tengas. El derecho a la dignidad se ha vulnerado a la Sra. Elena.

Según el artículo 323 del código penal peruano se declara que “en caso de discriminación la pena privativa de libertad no menor de dos años ni mayor de tres años”. La ley es clara, los hechos también lo son, la justicia porque se traslada al campo de lo denso, lo improbable y lo dudoso, porque no están viendo el hecho sino a quien están juzgando. Entonces hay una línea que se ha tejido socialmente para comunidades “peligrosas” que debemos estar presos o somos objetos de delito, motivo por el cual los prejuicios refuerzan los estereotipos discriminadores, recreando una desigualdad no atacada por todo el sistema público estatal, el racial.

La Sra. Elena Viza manifiesta “porque no tengo plata, ni estudios, ni un buen trabajo, pasa esta injusticia. Me indigna”. Un acto discriminatorio según la Defensoría del Pueblo se da: Primero, por un trato diferenciado injustificado; segundo, un trato diferenciado con motivo prohibido (color de piel, origen, sexo, religión o de cualquier otra índole); Tercero y último, la anulación en el ejercicio del goce de un derecho. Se cumplen estas tres características en este caso ¿Qué pasa?

El Estado a través del Ministerio de Cultura tiene la plataforma “Alerta contra el Racismo”, que es una ventana informativa y de orientación ciudadana para combatir la discriminación. Pero no es suficiente, no normalicemos la desigualdad racial entre peruanos y peruanas, luchemos en las reuniones familiares, de amigos, de colectivos y todo lugar de encuentro de dos o más personas, la dignidad de cada ciudadano es el valor inmaterial que tenemos como nación.

Lucas Z. Granda
Compartir

Noticias Relacionadas

24 de mayo 2020

Los árboles

19 de mayo 2020

Grupos de Poder PÉ

Leer comentarios