Arequipa

La emergencia más importante de la vida

13 de octubre de 2019

Un día atendió un incendio y al otro se casó.

Por: Gustavo Callapiña Díaz
Fotos: Adrian Quicaño p.

Esta historia es real. No lo parece, pero lo es. Son las 8 de la noche del viernes 11 de octubre. Para Juan Miranda Chávez mañana es un día especial. Mañana se casará, será uno de los días más especiales de su vida.

Sale de su casa, y se dirige a la Compañía de Bomberos 140 “Renzo Cané” en Yanahuara a la que pertenece desde hace seis años. Una llamada enciende las alarmas. En otro punto de esta ciudad, en el centro comercial La Isla se ha iniciado un incendio. Se pone su uniforme rojo y agarra su casco, tiene que salir y cumplir con su misión: acudir a las emergencias que se presenten y esta es una de ellas. Para eso quiso ser bombero desde niño, y no se arrepiente.

Un corto circuito ha generado pánico entre los comerciantes y vecinos del lugar. Cuatro horas después, el siniestro fue controlado. Juan junto a sus compañeros de toda la vida lograron controlar la situación. No hubo personas afectadas de gravedad y pudo regresar a su casa pasada, las 12 de la noche, con el orgullo del deber cumplido.

Sábado 12 de octubre. 12 del mediodía, En la puerta de la iglesia de San Agustín y un camión de la compañía 140 trae a bordo a los novios Juan Miranda y Xiomara Herrera, que se darán el sí para estar juntos el resto de su vida. Los compañeros del joven bombero quieren rendir un homenaje a uno de los suyos. Se colocan en la entrada y le brindan un saludo colocando las hachas en alto.

“Como todo niño, desde pequeñito ser bombero fue su sueño y lo cumplió. Ha elegido una vida de servicio a la sociedad y con la emergencia de ayer (viernes) ha demostrado la calidad de persona que es” relata en medio de la emoción, Luis Miranda, padre de Juan.

Con pasión se nace parece ser una frase que encaja en el joven bombero, que también estudió ingeniera civil. Familiares y amigos relatan, que ese entusiasmo por servir y apoyar a la sociedad que tiene Juan Miranda, la tuvo desde niño, integrando grupos de Boy Scouts, y fue en uno de esos grupos que conoció a su hoy esposa.

“Mi hija también perteneció a los boy scout y un día nos sorprendió cuando nos dijo que tenía su novio que también era scout” rememora el padre de Xiomara.

Así inició la historia de amor entre ellos y que ayer decidieron sellarla juntándose para siempre a través del matrimonio religioso.

Ayer no hubo ninguna emergencia. Ayer era un día para celebrar. Para decirle y mostrarle al mundo que un bombero debe y está presto a servir a su sociedad, aún, cuando uno de los momentos más importantes de su vida, está próximo. Ayer Juan Miranda Chávez demostró que aún y a pesar de todo, podemos seguir creyendo que ser felices y encontrar personas de buen corazón es posible.

Compartir

Leer comentarios