Arequipa

La larga espera de 74 pacientes por un riñón

30 de junio de 2019

Desde este mes EsSalud retomó los trasplantes de donantes vivos relacionados para pacientes con insuficiencia renal crónica, es decir, que requieren un riñón. La medida se toma ante los bajos índices de donación de pacientes “cadavéricos” en la región y es que, en lo que va del año, solo se han realizado 5 trasplantes bajo esta modalidad, una cifra que contrasta con la lista de espera que llega a 74, la relación más larga de los últimos años. En EsSalud, hay pacientes que llevan esperando 5 años por un órgano.

Por: Elizabeth Huanca U.

En el área de hemodiálisis de EsSalud hay pacientes que llevan esperando hasta 5 años por un riñón.

La lista de espera por un órgano es la más larga de los últimos años. Actualmente llega a 74 personas. El paciente más joven tiene 14 años, el mayor 65 años. Todos padecen de Insuficiencia Renal Crónica (IRC) y requieren de un trasplante de riñón para salvar su vida o retomarla con normalidad y es que, la enfermedad renal, limita actividades tan simples como ir al baño y ata al paciente a una máquina por lo menos tres veces a la semana.

La IRC es una enfermedad irreversible que anula el funcionamiento de los riñones, órganos claves para depurar las toxinas del cuerpo a través de la orina.

LENTA ESPERA

La voluminosa relación de quienes esperan por un riñón contrasta con el bajo índice de donantes “cadavéricos”, con muerte cerebral, en la ciudad. Solo la mitad de los potenciales donantes, identificados por el área de Procura y Trasplantes de EsSalud, ceden sus órganos. La razón, las familias de estos pacientes, se niegan a que estos donen.

El coordinador de Trasplante de EsSalud, Raúl Hinojosa, revela que en lo que va del año, solo se han realizado cinco trasplantes de riñón. Los dos primeros, fueron adultos jóvenes entre 45 y 55 años, los otros dos, involucraron a dos jóvenes de entre 20 y 30 años. El último donante fue una mujer que salvó la vida de 5 personas. La joven dama, además madre de familia, donó sus dos riñones, dos córneas y el hígado.

El año pasado se realizó diez trasplantes. Las cifras del 2019 y 2018, no significan nada en comparación a lo que ocurría hace cinco años, refiere Hinojosa, cuando incluso se lograron realizar hasta 25 operativos exitosos.
El trasplante de donante cadavérico en la región inició hace 26 años. En ese lapso EsSalud ha realizado 335 trasplantes, no solo de riñones, sino también de córneas.

Sin embargo, la realidad y el incremento notable de enfermos con males renales –actualmente hay 1300 en hemodiálisis y 170 en diálisis peritonial-, ha obligado a que la Seguridad Social recurra a otras alternativas; en ese sentido, el donante vivo “relacionado” (con parentesco), práctica que solo se empleó como única vez hace 26 años con el caso de una pareja de novios, se ha retomado.

DONANTE VIVO
RELACIONADO

El caso de Liz de solo 15 años y su madre María Enríquez Condori (33), marcó la pauta de trasplantes con donantes vivos relacionados. La progenitora le donó un riñón a su primogénita. La operación se realizó el 21 de junio último. La intervención duró ocho horas, pero la preparación de la joven madre para ser la donante de su hija, fue de nueve largos meses.

El galeno revela que a la fecha, hay seis parejas, generalmente padres e hijos, que se preparan para operaciones similares. Los estudios para determinar si el donante vivo es compatible demora en promedio ocho meses hasta un año.

Hinojosa señala que el inicio de este tipo de trasplante no pone fin a las operaciones con donantes cadavéricos. “Si un día antes de la operación con donante vivo, se halla un órgano compatible al paciente, se realiza el trasplante con donante cadavérico”, explica el especialista.

Con ambas modalidades, los galenos esperan reducir la larga lista de espera de pacientes que quieren poner fin a días de máquinas hemodialisadoras, restricciones en actividades físicas y acciones tan básicas como tomar agua.

 

Compartir

Leer comentarios