Salud

La medicina alternativa ayuda pero no hace milagros

15 de julio de 2019
En la medicina alternativa hay tratamientos de bajo o ningún riesgo.

La medicina alternativa requiere de un especialista para que oriente al paciente. Contribuye a su sanación, pero en unos casos se requiere de medicamentos.

Roxana Ortiz A.

Más del 70% de las enfermedades que padecen hoy en día los seres humanos se originan en la mente, incluyendo el temible cáncer y que año a año cobra la vida de niños, adultos y ancianos. Enfermedades que tienen un aliado insuperable: mala alimentación, según el psicólogo José Céspedes Gamboa. Y así como estas enfermedades se originan de esta manera, ahora con la medicina complementaria o alternativa, también pueden ser curadas y con mucho éxito, además de prevenirlas.

Cada día estos centros de medicina complementaria se ven abarrotados de gente, incluso en hospitales, como en EsSalud, a donde acuden las primeras veces por curiosidad y luego para continuar un tratamiento y recomendarlo a otros.

“La medicina alternativa o medicina complementaria muchas veces no reemplaza al tratamiento convencional. La gente no se debe dejar llevar por falsos especialistas que les venden humo y les dicen que dejen de tomar las pastillas y con lo que ellos les dan ya se van a curar, eso no es cierto. Hay enfermedades que sí se pueden curar con la homeopatía solamente, otras no”, advierte la especialista en medicina alternativa, Claudia Zavala Cornejo.

Medicina alternativa a menudo se aplica en vez de técnicas de medicina convencional.

Indica, por ejemplo, los pacientes que tienen una enfermedad coronaria, hipertensión, diabetes y similares, tienen que seguir tomando sus medicamentos. Con la medicina alternativa el uso de las plantas se va a ir regulando y otras las va a curar, como el caso de la faringitis, pero si ya hay placas de pus, deben tomar antibióticos adicionalmente.

“Por eso se llama además complementaria. Muchas veces les recomiendan dejar todas las pastillas, les dan la medicina alternativa y no se curan, luego el paciente empeora y culpa a la medicina no tradicional, diciendo que no tuvo ningún efecto”, añadió la especialista.

Cada vez hay más gente que se acerca a la medicina alternativa porque tiene menos efectos adversos, porque se cansa de las pastillas que produce otras enfermedades, pero hay que saber manejarla. Lo natural no es sinónimo de inocuo, hay que saber cómo dosificarla. El hercampuri, por ejemplo, una planta depurativa, sirve para drenar el cuerpo, para el hígado, y por lo tanto para bajar de peso de manera rápida, se debe tomar máximo tres semanas, no más, porque de lo contrario comenzará a disminuir las células rojas.

Casi todas las enfermedades se pueden tratar con la medicina alternativa, asegura la doctora Zavala, la diferencia es que ve al paciente de manera integral, no solo en la parte física, sino también en la parte mental, emocional y física, porque las personas enferman en esos tres niveles.

La enfermedad casi siempre surge con una alteración emocional o mental y luego sigue la enfermedad física. Por ejemplo, una gastritis se produce porque el paciente está muy alterado, tenso, nervioso y eso predispone a la diabetes.

“Claro que hay causas físicas que también ayudan a la enfermedad, por ejemplo el tipo de alimentación alta en grasas, ácidos, azúcares, picantes, no comer a sus horas o también enfermedades físicas como un traumatismo o una cirugía, pero en todas ellas también se puede actuar con la medicina alternativa”, agrega la especialista de Namasté.

A veces los dolores en el cuerpo tienen un componente psicológico.

EL ORIGEN PSICOLÓGICO DE LOS DOLORES
Si la cabeza duele es porque sus arterias se han estrangulado y aceleran el pulso sanguíneo. La sangre transporta los sentimientos como amor, aceptación, ira, odio o rechazo y a través de las arterias y las venas se da y recibe amor. El estrangulamiento de las venas de la cabeza indica una incapacidad para expresar o recibir esos sentimientos.

El cuello es el puente entre la mente y el cuerpo. Si hay poca movilidad indica la imposibilidad de ver en todas direcciones: una visión muy rígida y limitada, que supone obstinación y una mentalidad estrecha. Puede, también, constituir una reacción a un estrés extremo que produce el deseo de encerrarse y limitarse.

La espalda es un espacio donde se mezclan símbolos y significados. Ahí es donde está todo lo que se quiere ver o mostrar a los demás. El dolor de espalda indica un deseo de evadirse de algo, de darle la espalda a ello; o la necesidad de librarnos de “un peso” que se carga sobre ella.

Las alergias no son más que una respuesta hiperactiva por parte del sistema inmunológico a un agente externo. Esta respuesta se deriva de una causa interna. Las alergias tienden a indicar un nivel profundo de temor, un miedo a participar plenamente de la vida o a despojarse de las ayudas para ser autosuficientes.

Los ataques al corazón son una situación desesperada, a través de la cual el cuerpo advierte que se ha ido demasiado lejos, que están prestando demasiada atención a aspectos materiales o que luchan por conseguir algo de escaso valor real y no se dedica suficiente atención a la familia o a los afectos.

El exceso de tensión emocional, cuya causa reside en un profundo temor y falta de confianza, la sensación de correr peligro constante y debe estar alerta. Puede atribuirse a alguna experiencia traumática en el pasado. Una respiración profunda y una total relajación son esenciales.

Medicina alternativa no aplica fármacos habituales.

El 80% de las infecciones urinarias (cistitis) se manifiestan en un momento de ruptura, así como a los temores y conflictos conectados con el renacimiento del propio ser más allá de las relaciones con los demás. Cada dolor, enfermedad o problema se genera, de acuerdo al psicólogo Céspedes Gamboa, en todas las emociones y sentimientos reprimidos que nos invaden. Reconocerlos y tratarlos es la clave para vivir mejor y de manera más saludable.

LA ALCALINIZACIÓN DEL CUERPO
Por el tipo de alimentos que consumen los arequipeños, ricos en grasas y condimentos, altos en azúcares, papas fritas, chicharrones, productos enlatados, el consumo de carnes rojas, incluso el arroz blanco que se consume todos los días, acidifican la sangre y dejan al organismo al borde del colapso, pero como el organismo busca sobrevivir, obtiene los minerales que necesita de los huesos, explica la especialista.

De ahí surgen los dolores de huesos, la llamada descalcificación que termina en osteoporosis y los síntomas son los calambres. Una alternativa es el llamado magnesol, pero el consumo de agua, frutas, verduras frescas ayudarán a mantener un buen nivel de calcio.

El suplemento de zinc también es un producto de gran ayuda. Su deficiencia en el organismo puede generar estrés, caída del cabello, y en los niños el retraso del crecimiento. En Namasté, que es un una botica especializada en productos naturales, se vende unas gomitas para consumir una diaria con este suplemento, tanto para niños y adultos, con dosis específicas.

LA MILAGROSA VITAMINA C
En los últimos años se ha hablado mucho de la vitamina C, no solo para prevenir enfermedades, sino para curar, incluso se tiene en su lista el cáncer y hasta la esterilidad. Claudia Cornejo dice que es un antiinflamatorio, regenerador de colágeno, promueve la producción de colágeno, vital para evitar el envejecimiento del cuerpo humano.

Las personas operadas por algún traumatismo se van a recuperar más rápido si la consumen, disminuye el dolor si se pone postoperatorio. Se usa también en enfermedades respiratorias porque promueve la regeneración de las mucosas, aumenta el sistema inmunológico y funciona como antibacterial, antiviral, sube las defensas, ayuda al organismo a eliminar las bacterias, tanto en el tratamiento como en la prevención, disminuye los niveles de histamina, en el caso de las alergias.

Si bien esta vitamina se encuentra en algunos productos naturales, como los cítricos, el camu camu, pimentón, naranja, mandarina, limón, y otros, esta dosis no es suficiente para prevenir las enfermedades o curarlas, porque de acuerdo a estudios realizados, el consumirlas oralmente, solo permite que el cuerpo asimile apenas un 5%.

Es por ello que ahora se está utilizando un potente concentrado de origen alemán, pero que se aplica a través de las venas, obteniendo muy buenos resultados.

“En los pacientes con cáncer iniciamos con dos dosis cada vez y según como vaya avanzando el tratamiento, vamos disminuyendo. La vitamina C ingresa a las células cancerígenas y las destruye. También elimina los metales pesados que se aplican en los tratamientos de las quimioterapias”, asegura.

Las altas dosis de vitamina C disminuyen los niveles de histamina que son altas en el caso de las alergias, además de las sustancias de desecho que se conocen como radicales libres y se producen por mala alimentación, contaminación ambiental, estrés, dieta ácida. Ayuda al tratamiento de las enfermedades crónicas degenerativas como la diabetes, hipertensión, dolores articulares, las artrosis, osteoporosis, y todas las enfermedades respiratorias.

Pero no es necesario tener la enfermedad para iniciar en el consumo de esta vitamina, puesto que mucha gente está acudiendo como medida de prevención.

“Hemos tenido pacientes que no podían embarazarse. En la mujer aumenta los niveles de hormonas, estrógenos y prepara el sistema inmunológico para el embarazo y en los varones mejora la calidad y cantidad de los espermatozoides. Muchos ginecólogos lo recomiendan”, señala la doctora Zavala.

Cada dosis de la vitamina se puede conseguir hasta en 80 soles, más la aplicación por 20 soles. El próximo sábado 20 de julio habrá una campaña donde se aplicará la dosis en 85 soles en Cooperativa Universitaria J5, Cercado, en el Centro de Medicina Integral Namasté.

Compartir

Leer comentarios