Coronavirus Arequipa

La pobreza monetaria se elevará como consecuencia de la COVID-19

15 de noviembre de 2020

El Perú retrocedió por lo menos 10 puntos en la reducción de la pobreza monetaria a causa de la pandemia del coronavirus.

Después que el Gobierno declaró el estado de emergencia se paralizaron gran parte de las actividades económicas generadoras de empleo. En esa coyuntura el nivel de pobreza monetaria a nivel nacional se podría incrementar de 20 a 30 por ciento, explicó la coordinadora regional de la Mesa de Concertación para la Lucha Contra la Pobreza, Miryam Quiñones.

El año pasado, debido a que el producto bruto interno (PBI) del Perú creció 2.16 %, el índice de pobreza monetaria se redujo ligeramente de 20.5 % a 20.2 % de la población, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Quiñones señala que a raíz de la pandemia retrocedimos por lo menos 10 años en esa reducción progresiva que habíamos logrado, tal es así que en 2010 el nivel de pobreza monetaria nacional fue de 30,8 % y en 2011 de 27,8 %. Este año se estima que alcanzaremos porcentajes cercanos, considerando que creció el desempleo: según el INEI entre abril y junio el desempleo subió a 8,8 % (en el mismo periodo de 2019 era de 3,6 %).

Las proyecciones regionales van en esa misma dirección. En 2019 la pobreza monetaria en Arequipa fue de 13 % que representa a unas 206 mil personas, y la pobreza extrema alcanzó al 0,5 % (7 mil 700) de la población. 

La coordinadora de la MCLCP, explicó que al medir la pobreza monetaria se considera la capacidad de gasto para cubrir la canasta básica que fue valorizada el 2019 en 352 soles mensuales por persona. Para una familia de cuatro miembros el costo es de 1408 soles. Si el gasto personal mensual es menor a 352 soles, se consideran pobres.

En relación con la medición de la pobreza extrema, la canasta mínima para el 2019 se calculó en 187 soles mensuales por persona. Para una familia de cuatro miembros asciende a 748 soles, por lo que se consideran como pobres extremos a las personas cuyo gasto no cubre el costo de la canasta mínima alimentaria mensual.

POBREZA 

La pobreza es una condición en la cual las personas tienen un nivel de bienestar inferior al mínimo aceptado. Si bien generalmente se habla de la pobreza monetaria cuando los ingresos o consumos per cápita son inferiores al valor de una canasta mínima de alimentos, se tiene que tomar en cuenta otros indicadores como el acceso a la salud, educación, servicios básicos, vivienda, entre otros. 

La Mesa de Concertación para la Lucha Contra la Pobreza monitorea con un enfoque multidimensional el tema de la pobreza, que evidentemente por la emergencia sanitaria la estimación es que se disparen los indicadores sociales.

La Gerencia Regional de Educación de Arequipa informó que a noviembre son 11 mil alumnos que aún no fueron contactados, es decir no reciben educación virtual o remota, ello por falta de acceso a medios como la radio y la televisión, y mucho menos al internet. 

Antes de la pandemia, gracias a la continuidad de la política pública se pudo reducir los niveles de desnutrición y anemia, y logrado un sostenido programa de inmunización de los niños. En la emergencia sanitaria las estrategias quedaron paralizadas, por tanto, a final del año se verá la magnitud de la afectación.

RECUPERACIÓN 

La activación de la economía es una de las preocupaciones de la (MCLCP) para afrontar la pobreza. El plan regional contempla la generación de empleos a través de la ejecución de proyectos para lo cual el Gobierno Regional de Arequipa hizo la transferencia de 113 millones de soles a los gobiernos provinciales y distritales para ejecutar 74 proyectos. La mayor cantidad de recursos se destinó a la provincia de Condesuyos con 28 millones, Caylloma 19 millones, Arequipa 17 millones, La Unión 13 millones, Camaná 6 millones, Caravelí 5 millones e Islay 4 millones. 

Se estima que, más de 45 mil puestos de trabajo directo se generarán con el inicio de estos proyectos y más de 60 mil de manera indirecta, lo que permitirá reactivar la economía familiar en los distritos de las 8 provincias de la región. La mesa está haciendo seguimiento a estas metas. 

DATO

Otra problemática además del desempleo es la informalidad laboral que llega al 72 % en 2019 y en Arequipa a 65 %. Quiñones, resalta que aquí la población más vulnerable son las mujeres, ya que los varones están por el 70 % mientras que las mujeres alcanzan un 75 %, además el 40 % de ellas son jefes de hogar. 

Los niños y los ancianos también son población sensible, por ello es necesario articular las estrategias de gobierno implementadas desde los ministerios como Qali Warma, Pensión 65, Juntos, entre otros, con las acciones que realizan los gobierno distritales y provinciales con las demunas, vaso de leche, comedores populares o clubes de madres.

A estas acciones deben sumarse las instituciones como la Cámara de Comercio de Arequipa, los colegios profesionales, entre otros, que puedan sumar a reactivar la economía de la región.

Compartir

Leer comentarios