Cultura

La retrospectiva de Alejandro Núñez Ureta

13 de septiembre de 2020

El maestro José Alejandro Celestino Núñez Ureta nació en Arequipa un 27 de febrero del año 1920. Fue hijo de Don Pedro Crisógono Núñez Ponce y de Doña Julia Ureta Groslinger.

Mag .Julio Lopera Quintanilla

Centro Cultural Unsa.

Núñez Ureta fue un artista excepcional. Recibió una profunda y marcada influencia de su hermano Teodoro, eminente pintor y también de Miguel Yukimura, pintor japonés muy experimentado quien fue su suegro. No obstante Alejandro mantuvo un estilo personal. Estos dos artistas trabajaban la técnica de la acuarela, técnica que el artista llegó a dominar con una maestría excepcional.

El pintor realizó sus estudios primarios en el Colegio Armando Rivera y sus estudios secundarios en el glorioso y emblemático Colegio Nacional de la Independencia Americana. Desde muy niño mostró su inclinación hacia el arte y más aún una auténtica vocación de artista. Se advertía desde su niñez una gran destreza en el trabajo de la acuarela, la talla en madera y en el campo de  la poesía.

Nuestro artista realizó sus estudios profesionales de arquitectura en Lima donde también ejerció su profesión en la empresa Flores y Costa hasta que la compañía donde laboraba cerró sus puertas. Poco tiempo después fue invitado para enseñar Dibujo Geométrico, Perspectiva y Fundamentos de Arquitectura en la Escuela de Bellas Artes de Arequipa donde ejerció la docencia hasta el final de su vida.

Núñez Ureta fue pintor autodidacto que se destacó en la técnica de la acuarela desde la temprana edad de 7 años, edad  en la que siendo un niño aún pequeño  presentó un dibujo hermoso en la galería Manuel Mansilla. Es en esta ocasión que un cronista expresó: “anunció un futuro de revelaciones”.

Alejandro Núñez Ureta participó en diversas exhibiciones. El artista a la edad de 20 años participó en varias exposiciones colectivas. En 1944 con una extraordinaria  talla de madera y escultura se hizo acreedor de un premio de la Embajada del Japón y en 1956 obtiene el Primer Premio del Concurso Nacional de Pintura que organizaba la comuna arequipeña. Ese mismo año logra el Premio en el Salón de Acuarelistas de la Sociedad de Bellas Artes de Lima. Alejandro Núñez Ureta  expuso en la galería del Banco Continental de Lima caricaturas y apuntes de carbón donde exhibió un micro universo de extraordinaria plasticidad. La obra del artista fue presentada en la muestra de homenaje de la compañía Backus y Johnson y se tituló Maestros de la Pintura Arequipeña, sala del Museo de Arte Contemporáneo. Participó en varias exposiciones colectivas en el grupo Vinatea Reinoso.

El pintor colosal que fue Alejandro Núñez Ureta exhibía en sus acuarelas un estilo  independiente y más aún, era capaz de reproducir y recrear la realidad y que  estaba preparado para llevar el color y la transparencia de la atmósfera de la ciudad del Misti a su obra.

En muchas de sus obras la temática es bucólica, busca sentir y aspirar la belleza del paisaje y del campo. En otras, sus ojos observadores persiguen la belleza de  las casonas antiguas de Arequipa y de sus viejos patios para captar y plasmar en la cartulina esa Arequipa de su afectos en toda su sobriedad y austera magnificencia.

La técnica que utilizó en su trabajo fue fundamentalmente la acuarela, aunque también empleó el pastel. Para dibujar empleo  principalmente el lápiz, aunque también el carboncillo y la pluma.

El trabajo del maestro exhibe un amplio dominio de la acuarela, los colores son limpios, son transparentes, el pintor trabaja con gran talento las luces y las sombras, en su composición emplea colores alegres, aunque también los grises sobre todo el gris tamiz y el crisol. Trabaja de manera cuidadosa, respetando siempre el blanco fondo de la cartulina y yuxtaponiendo los colores uno sobre otro  sin cargar las tonalidades para ver la frescura del color.

El artista pinta los cielos azules y los amplios espacios y lo acompaña siempre su viejo caballete de madera desplegable que le permite colocar el bastidor para dibujar y comenzar a pintar. La obra del maestro tiene presente siempre la geometría de la forma y trabaja admirablemente la perspectiva, la profundidad y el movimiento. Tiene siempre su composición un equilibrio armónico.

En el campo de las bellas artes además incursionó en el arte del grabado y en el de la talla en madera. Fue también la literatura uno de sus grandes intereses, no solo era un notable declamador sino que más aún versificaba admirablemente y en una ocasión escribió un poema sobre la yerba Callacas, yerba que crece en las zonas altas de Arequipa.

Alejandro Nuñez Ureta perteneció a una familia de ilustres artistas, fue hermano de Teodoro Núñez Ureta y de la destacada poeta Carmela Núñez Ureta y tío de Teodoro Núñez Rebaza pintor muralista y sus hijos Alejandrina, Carmen, Ángela, Ada, María, Pedro y Alejandro Núñez Yukimura siguieron el camino del arte.

Alejandro Núñez Ureta dejó escuela y tuvo como discípulos a artistas reconocidos como, Reynaldo Nuñez Simborth, Carlos Ticona, Percy Ludeña, Agustin Ferro, Jose Luis Pantigoso y Luis Pantigoso a los cuales enseñó en la Escuela de Arte Carlos Baca Flor. Los domingos salía con sus discípulos a pintar al campo llevando también a sus dos menores hijos y a su querida esposa la señora Nelly Yukimura.

Es considerado por Xavier Bacacorzo y su hermano Teodoro uno de los mejores acuarelistas nacionales Omar Zevallos en su libro “Los acuarelistas arequipeños”  expresa sobre Alejandro y Teodoro: “Tanto Teodoro como Alejandro marcaron una época en la plástica arequipeña, pues el academicismo romántico que de alguna manera impulsó la escuela dejada por el Centro Artístico consolidó la fortaleza de la acuarela como técnica depurada que lograron los hermanos Núñez Ureta en sus cartulinas. Sin duda sembraron un hito en la historia que luego sirvió para un nuevo impulso  que le dieron otros grandes acuarelistas que les siguieron la huella.”

De Alejandro Nuñez Ureta Teodoro Nuñez Ureta expresa: “Alejandro es el pintor de los pueblos arequipeños, de los senderos del campo, de las arboledas y de las montañas de la gente en el trabajo campesino, de los viejos muros de sillar, de los patios de vecindad, de las costumbres y de los tipos; ha registrado todos los matices y casi todos los asuntos de Arequipa”.

DATO

La Oficina Universitaria de Promoción y Desarrollo Cultural de la UNSA y el Centro Cultural UNSA en el contexto de la exposición virtual que desde el 14 de agosto  ofrece a la colectividad de Arequipa exhibe la exposición: “Alejandro Nuñez Ureta  Retrospectiva” y a través de la misma rinden un cálido y merecido homenaje a este hijo ilustre de Arequipa que es uno de sus artistas plásticos más distinguidos y los invita a ingresar a la plataforma virtual https://ccunsa.org.pe/exposiciones/2020/agosto-2020/.

Compartir

Leer comentarios