Arequipa

Litoral de Arequipa tiene casi 30 playas pero sin permisos

14 de enero de 2019
playas veraneantes
No todas las playas tienen permiso para permitir el ingreso de veraneantes.

Diresa realiza nuevo catastro de balnearios ubicados en Caravelí y zonas poco accesibles de Camaná e Islay que no están declarados como “saludables”, pero que se asemejan a paraísos terrenales generosamente visitados por al menos 50 mil bañistas durante el verano. Ente pide apoyo de alcaldes para controlar estos parajes.

El litoral arequipeño, el más largo del país, cuenta con alrededor de 30 playas y caletas dignas de una de postal de ensueño, pero que no cuentan con autorización ni calificación de “saludable”. Pese a ello, durante el verano acogen a por lo menos 50 mil bañistas.

Estos paraísos terrenales, algunos incluso de arena blanca y mar turquesa, forman parte del nuevo catastro de playas que en la actualidad elabora la Dirección Regional de Salud Ambiental (Diresa) y que busca que estos parajes cumplan con las condiciones mínimas para los bañistas.

A la fecha, la Diresa solo monitorea 17 playas en las provincias de Camaná (07) e Islay (10). En la primera, La Punta es la más popular. En la segunda, las playas I, II y III son la voz. No obstante, con el nuevo padrón de balnearios, la región llegaría a tener más de 45 playas.

El responsable del monitoreo de playas de la Dirección Ejecutiva de Salud de la Geresa, Yuri Isasi, reconoce que hacer que los balnearios «informales» sean inspeccionados será una labor de largo aliento. El gran inconveniente es que la región solo cuenta con un laboratorio de calidad de agua, ubicado en Arequipa a donde llegan las muestras de las playas autorizadas. La norma técnica de la Diresa exige que para analizar este componente, la muestra no debe haber excedido las seis horas luego de haber sido recolectada. No obstante, las playas no autorizadas, en su mayoría se ubican a por lo menos ocho horas de la ciudad.

En ese sentido, un nuevo laboratorio es necesario. Isasi señaló que desde la Diresa se prepara un proyecto para la implementación de un laboratorio que daría paso al monitoreo y permiso para el funcionamiento de las playas «poco conocidas» de Arequipa. La inversión aproximada sería de S/ 25 mil y saldría del Gobierno Regional.

PLAYAS Y CALETAS EN CARAVELÍ

En esta provincia, probablemente se encuentran los balnearios más hermosos de la región. La lista es liderada por la playa Mansa (Lomas), la más visitada de esta jurisdicción, le sigue Puerto Inca, un lugar histórico donde según se cuenta el inca iba a veranear.

En tanto, el balneario de Tanaka (kilómetro 583 – Panamericana Sur), cerca al distrito de Yauca, es otro de los sitios paradisiacos donde además las agencias de viaje promocionan deportes de aventura. Mientras que en Chala, las playas “Grande y Chica” son la cara opuesta de la minería informal que reina en el distrito. Ambos balnearios se caracterizan por su tranquilidad. En Atico, paralelamente, de acuerdo a Isasi, se han contabilizado hasta 10 caletas altamente asediadas, pero sin servicios para los visitantes.

ISLAY Y CAMANÁ

En la provincia de Islay, en el distrito de Punta de Bombón, se encuentra Catas y Bombón, dos parajes sin autorización, pero que destacan por su belleza, mas no por sus condiciones. Isasi señaló que mientras una playa no cumpla las tres condiciones que exige la norma, es decir, tener calidad de agua, la limpieza en la playa (arena) que incluye la presencia de recipientes para residuos sólidos, y adecuados servicios higiénicos, no debería recibir visitantes. En la práctica ello no ocurre.

En los límites de la provincia en mención y Camaná figuran Quebrada Honda, actualmente en disputa por las jurisdicciones de Quilca y Matarani. Además de la caleta de San José (Camaná). La última ha llegado a ganar premios como mejor paraje natural, pero la zona no ha sido declarada “saludable” por Salud.

En Quilca (Camaná) probablemente se encuentre la mayor cantidad de balnearios sin reconocimiento por Salud, pero altamente frecuentados –durante todo el año- por turistas y mistianos. Los veraneantes han incrementado con la construcción de la carretera a la zona. Entre ellos se encuentran La Miel, Huají, Huachiray, Arantas, La Huata, Centeno, La Sorda y La Pedregosa.

En el distrito de Mariscal Castilla, de la misma provincia, se encuentra La Bomba. En el distrito de Ocoña al menos figuran tres playas, también concurridas como Pescadores, Caleta del Inca y Ocoña.

Isasi recuerda que el reconocimiento de todas estas playas depende exclusivamente de los alcaldes de cada jurisdicción; sin embargo, remarca en la mayoría de casos ello no representa mayor importancia para ellos o en algunos casos, estos han cedido la administración de parte de su litoral a privados, que han dejado de lado la formalización de estos parajes que fácilmente pueden asemejarse a un paraíso terrenal.

Compartir

Leer comentarios