Arequipa

Llamadores y personal de delivery trabajan como si no existiera pandemia

26 de junio de 2020
Jugando cartas o llamando al público para sus locales.

Jugando cartas o llamando al público en plena vereda y a pocos centímetros de los transeúntes laboran “chifas” y restaurantes de la calle Puente Bolognesi, ubicada muy cerca de la Plaza Mayor de Arequipa.

Los comerciantes, quienes se presume debieron presentar su plan para la vigilancia, prevención y control de la COVID-19 laboran violando todos los principios de seguridad establecidos en el documento señalado, que establece que los espacios de preparación, entrega y delivery deben estar debidamente separados y sin contacto alguno.

En un breve recorrido se pudo observar que los hombres que realizan delivery charlan o conversan con miembros del local en acciones amicales en el que intercambian palabras y tienen contacto directo. Incluso juegan cartas, no teniendo en cuenta que el coronavirus puede transmitirse a través de objetos.

El gerente de Servicios a la Ciudad, Guillermo Yanqui, señaló que por el momento el personal municipal no es basto para poder actuar e intervenir estos espacios que incumplen toda norma de salubridad establecida por el Gobierno.

“Tenemos un número reducido de policías municipales, sin embargo, daremos conocimiento al Ministerio de Salud y a la Policía para que puedan tomar acciones”, declaró.

El funcionario explicó que la aglomeración de personas y el contacto entre sí es un alto riesgo para el consumidor que podría contagiarse al recibir una bolsa o un elemento de un hombre o mujer que realice delivery bajo condiciones inadecuadas.

Finalmente exhortó a los ciudadanos a evitar comprar comida de espacios que no otorguen la salubridad y seguridad necesaria que se requiere para evitar el coronavirus. La comuna se encuentra en la ejecución de una lista de restaurantes y picanterías autorizadas que serán publicadas en sus redes a fin de evitar el riesgo de contagio de lugares inadecuados como los que se ubican en la calle Puente Bolognesi.

Compartir

Leer comentarios