Internacional

«Llegan tantos féretros que no sabemos dónde meterlos»

31 de marzo de 2020

En tiempo normal, esta funeraria en París recibe entre 2 a 3 fallecidos por día. Pero con la epidemia del coronavirus, la afluencia es tal que no hay suficientes cámaras frigoríficas y los cuerpos se apilan en las salas de velatorio.

«En este momento tenemos 50 cadáveres. ¡Nos llegan todo el tiempo!», cuenta a la AFP Sabine, empleada en una funeraria en la capital francesa. «¡Llegan tantos féretros que no sabemos ni dónde meterlos!», dice, con la voz quebrada.

Frente al aflujo, esta funeraria que cuenta con 32 frigoríficos no ha tenido más remedio que apiñar los cadáveres en las salas de velatorio. «Nuestros seis salones están llenos», afirma esta mujer, que prefiere no ser identificada.

En Francia, uno de los países más golpeados por el coronavirus, se han confirmado más de 2.600 decesos en hospitales por el COVID-19, aunque los expertos dicen que esta cifra podría ser mayor ya que el balance oficial no toma en cuenta a los fallecidos en residencias de ancianos, muchos de los cuales murieron sin ser sometidos a pruebas.

«No nos dicen la verdad. Muchos llegan y nos dicen que son muertes naturales, que murieron de un infarto o de una insuficiencia respiratorio, y después nos enteramos que posiblemente murieron del COVID-19», afirma esta mujer de 35 años.

«A muchos, creemos que simplemente no les hicieron las pruebas».

Compartir

Leer comentarios