Arequipa

Locales son cerrados y sancionados por atender sin tener autorización

21 de julio de 2020
Locales cerrados porque no están autorizados.

Municipalidad de Arequipa viene realizando inspecciones a locales en diversas partes de la ciudad.

La gerencia de Administración Tributaria de la Municipalidad Provincial de Arequipa dispuso la clausura e inicio administrativo de 15 establecimientos que faltaban al estado de emergencia. Los espacios de venta, 80 en total, pese a las advertencias del ayuntamiento realizadas durante el 16 y 17 de julio pasaron inadvertidas por los comerciantes quienes decidieron abrir sus puertas y vender productos como calzado, colchones, ropa y zapatos, rubros no autorizados en el proceso de reactivación económica en Arequipa.

Se debe recordar que la ciudad continúa en un estado de emergencia focalizado producto de los altos contagios de SARS-Cov-2 que han desbordado el sistema de salud.

“Durante una semana se les ha exhortado a cumplir con las normas, sin sanción alguna, ahora se está aplicando multas, porque es la segunda a tercera vez que los visitamos y continúan en la misma situación. Al parecer no entienden que la ciudad se encuentra en un estado de emergencia y que la apertura de sus negocios no se encuentra contemplado en el proceso de reactivación económica por eso estamos aplicando cierres de siete días e incluso cierres indefinidos”, dijo Nina.

Las intervenciones realizadas por el personal de Administración Tributaria son acompañadas por personal de la policía y del ejército y realizadas en puntos de alto tránsito peatonal, como: las calles periféricas del mercado San Camilo, calle Mercaderes, av. Mariscal Castilla y av. Jesús.

Según Nina, solo se encuentran autorizados aquellos negocios calificados de primera necesidad, farmacias, tiendas y mercados. Caso diferente es el de locales de venta de ropa o electrodomésticos, que no poseen ningún tipo de permiso para expender o vender productos.

La multa que se impone a aquellos centros de venta no autorizados es 420 soles, es decir, el 10 % de una Unidad Impositiva Tributaria. Los centros de venta además de abrir sin permiso alguno no contaban con ciertas medidas de bioseguridad como pediluvios, termómetros y alcohol. 

Compartir

Leer comentarios