Arequipa

Los abuelitos centenarios de Arequipa

20 de enero de 2019

Las abuelas y los abuelos son cada día más longevos en Arequipa. A medida que avanza el siglo sumamos más centenarios que llegan con una relativa calidad de vida.
La longevidad la alcanzaron con una alimentación saludable, dejando de lado los productos industrializados como las gaseosas o el alcohol.

Por: Mariela Zuni Mollosihue

Andrea Gutiérrez Cahuana es la mujer más longeva del Perú con sus 122 años y vive en Arequipa. Pese a su avanzada edad, los únicos problemas de salud que tiene es la discapacidad visual y, algunos dolores articulares producto de la vejez.

No muchos pueden jactarse de haber vivido en tres siglos distintos. Doña Andrea nació un 25 de mayo del año de 1896, en el distrito de Oyolo, provincia de Páucar del Sara Sara, en la región Ayacucho. Huyó del terrorismo refugiándose en Arequipa, donde vive actualmente en una humilde vivienda del distrito de Tiabaya.

Ella recordó que durante toda su vida bebió mucha leche de cabra y en su dieta diaria no podía faltar el trigo y quinua. También consumía carne de res, alpaca y oveja. Se abstuvo del alcohol y el tabaco.

POBLACIÓN ENVEJECE

Como resultado de los grandes cambios demográficos ocurridos en las últimas décadas en el país, la estructura por edad de la población ha experimentando cambios significativos. Notándose el envejecimiento de la población.

Según información estadística en la década de los años cincuenta, la estructura de la población peruana estaba compuesta básicamente por niños; así de cada 100 personas 42 eran menores de 15 años de edad. Ese panorama ha cambiado y en 2018 eran menores de 15 años 27 de cada 100 habitantes.

En este proceso de envejecimiento de la población peruana, se incrementó la proporción de la población adulta mayor de 5,7% en el año 1950 a 11,9% después del Censo 2017. Es decir prácticamente se ha duplicado, según el informe técnico de «Envejecimiento de la Población», elaborado por el Instituto Nacional de Estadística e Informática.

En tanto en los últimos 10 años, las personas mayores de 60 años pasaron de significar el 9,1% de la población al 11,9%, en tanto que la población entre 0 y 14 años disminuyó de 30,5% a 26,4% y el número de personas de 15 a 59 años aumentó de 60,4% a 61,7%.

CENTENARIOS

Como Andrea, en Arequipa otros 20 adultos mayores pasaron la barrera de los 100 años, identificados por el Programa Nacional de Asistencia Solidaria Pensión 65 del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis). Mientras que en el Perú, de un total de 53 mil 543 adultos mayores en pobreza extrema que fueron integrados al padrón en 2018, unos 839 son mayores de 100 años de edad.

Remigio Rodríguez Huamán, de 107 años de edad vive en la provincia de Caravelí. Nació en el año de 1911 un 15 de diciembre. Es el segundo adulto mayor con más edad en toda la región de Arequipa.

Unos meses menor es doña Leocadia Colque Ollachica, afortunada mollendina nacida en la víspera de las fiestas patrias el 27 de julio de 1912 en la provincia de Islay. También tiene 107 años.

En el distrito de La Joya, provincia de Arequipa, vive Natividad Umiña Apaza, quien el pasado 25 de diciembre sopló su velita número 105. En el distrito de Quicacha en Caravelí, está pronto a celebrar su onomástico doña Jacinta Agueda Ramos Soto, el próximo 13 de febrero.

Raymundo Rojas Ollachica cumplirá este 23 de enero la edad de 104 años. Este longevo cumpleañero vive en el distrito de Coporaque, en Caylloma. En la misma provincia, pero en el distrito de Majes vive doña Nicolasa Huamani Uscata, ella también tiene 104 años.

En tanto, Moisés Torres (Castilla), Juana Erquinigo de Calla (Socabaya), Militon Torres Supa (La Unión), Lucía Huamaní Chura (Castilla), Saturna Catalina Callo Tito (La Unión), cuentan con 103 años de vida.

Nicolasa Mamani de Huancollo (Islay), Felícitas Pacco Chacón (Mariano Melgar), Juana Francisca Coaguila Toalino (Yarabamba) y Dominga Quispe (Condesuyos), pasaron la barrera de los 102 años.

La lista de abuelitos centenarios termina con doña Domitila Huamán de Chacón (Castilla) y María Llayque Soncco (Condesuyos), ambas con 101 años, mientras que Martín Ticona Apaza (Caravelí) y Sabina Ysabel Huamani Chuquicondor (Caylloma) tienen exactamente 100 años.

Cabe destacar el reconocimiento a la arequipeña centenaria Paulina Coaquira Yajo, conocida como la «abuelita de roca» por su fortaleza, perseverancia y lucha por sacar adelante a los 12 hijos que trajo al mundo, los cuales le dieron 27 nietos, 46 biznietos y un tataranieto. Nació el 10 de agosto de 1917 en el centro poblado de Canocota en Chivay, y hoy vive en Majes, provincia de Caylloma.

El común denominador que explica la longevidad de estas matriarcas y patriarcas es su alimentación saludable, compuesta por granos andinos, menestras, leche y frutas; además del consumo de carne y en algunos casos el chacchado de la hoja de coca. Por su estancia en el campo la mayoría no consume productos industrializados, alcohol o tabaco.

ESPERANZA DE VIDA

Todos los abuelitos centenarios demostraron que es posible superas ampliamente la esperanza de vida promedio, que en nuestro país es de 75 años.

Marlon Candia Huarachi, jefe de Unidad Territorial Arequipa del Programa Nacional de Asistencia Solidaria Pensión 65, señaló que el acceso al programa ha permitido que los adultos mayores en condición de pobreza puedan mejorar su nivel de vida accediendo a una pensión bimensual para cubrir sus gastos básicos.

En Arequipa, ahora son 9 mil 305 los que cobran en las ocho provincias de esta región. Así en el último padrón de usuarios del año 2018, la provincia de Arequipa tiene 2 mil 767 usuarios, Caylloma 2 mil 285 usuarios, en tanto Castilla cuenta con 1008 usuarios, La Unión registra 896 usuarios, Condesuyos 776, Islay 536, Caravelí 575 y finalmente Camaná con 462 usuarios.

Candia señaló que la ampliación de la cobertura forma parte de la reforma emprendida por Pensión 65 en la búsqueda que sus usuarios y usuarias accedan a un proceso de envejecimiento con dignidad, basado en tres ejes: Envejecimiento saludable, Envejecimiento productivo y Envejecimiento participativo. El nuevo padrón se actualizará en febrero.

Asimismo, mencionó que para los adultos mayores percibir una pensión le significa una actividad más en sus vidas, pues muchos a pesar de su avanzada edad insisten en ir al banco y hacer el cobro personalmente, claro acompañados de un familiar. Además, el programa les da acceso a campañas de salud y visitas continuas del personal que corrobora sus condiciones de vida

Compartir

Leer comentarios