Arequipa

Los memes que derrotaron el exceso del consumo de agua

15 de diciembre de 2019

Los memes se colocaron en lugares estratégicos para inducir al ahorro entre los miembros de la comunidad educativa.

Por: Roxana Ortiz A.

En las instituciones educativas, especialmente de carácter nacional o por convenio, uno de los mayores inconvenientes son los recursos económicos. Pero también en estas instituciones, hay un descontrol cuando se trata del uso de servicios como el agua o energía eléctrica, puesto que como los estudiantes no pagan los recibos, no hay la menor preocupación por los montos.

En la institución educativa parroquial Jesús Nazareno de Paucarpata, hasta hace un año, se llegó a pagar por encima de los mil soles mensuales, sin tener grandes áreas verdes ni una abultada cantidad de estudiantes, ahora el recibo no pasa de 60 soles.

Son los padres de familia quienes tenían que aportar mensualmente para el pago de los servicios, por lo que a inicio de año tenían que dar una cuota extraordinaria y durante el año realizar actividades para recaudar fondos.
Existe una Organización No Gubernamental denominada “Enseña Perú”, creada por grandes empresas, cuyo objetivo es que jóvenes de diversas profesiones presenten proyectos innovadores para tratar de cambiar la realidad de cada institución y con la participación de toda la comunidad educativa.

Dante Ponze Cateriano es un joven profesional de ingeniería ambiental, quien llegó al colegio hace dos años y se sorprendió de la cantidad de agua que se consumía en el plantel, así que decidió, junto con los chicos de secundaria, investigar cuál es el motivo del exceso del consumo.

Santiago Flores tenía el encargo de ir todos los días a la hora del ingreso y a la salida, verificar el medidor y anotar cuánto de agua se había consumido, de tal manera que a fin de mes ya sabían cuánto les iba a llegar el recibo.

osué Acosta debía verificar dónde se producían fugas de agua, qué tuberías se encontraban en mal estado; Romina Morales y Daniela Fernández verificaban quiénes abrían los caños o no los cerraban o los cerraban mal; mientras que Nickoll Quispe y Flor Cari reunían información para poder sustentar su proyecto.

Finalmente determinaron que todo era un desastre en el consumo del agua y que había responsabilidad compartida de todos los integrantes de la comunidad educativa. A los estudiantes nadie les había enseñado a cuidar los recursos, los profesores no se preocuparon por arreglar la grifería en mal estado, los estudiantes no le daban el valor al recurso agua.

Se citó a los padres de familia para explicarles los hallazgos de la investigación y la recomendación de enseñar a sus hijos el cuidado del agua. Los docentes iniciaron la capacitación y recomendación para que sean más cuidadosos en el consumo; también se decidió cambiar tuberías y caños que estaban en mal estado.

í hubo cambios, se logró reducir el consumo sustancialmente, explica la directora Yvonne Saniz Medina, pero el profesor Dante estaba convencido que no era suficiente, porque de acuerdo al seguimiento del proyecto, había estudiantes que no asimilaron el valor que tiene el agua y seguían dejando los caños abiertos o hacían mal uso del agua.

Decidieron colocar letreros de recomendación como “Cuida el agua”, “El agua es vida” o similares que no calaron en la mente del alumnado.
A través de las redes sociales, los llamados “memes” se viralizan rápidamente y su lectura se multiplica exponencialmente, la mayoría de ellos comparten mensajes graciosos y creativos, se trata más de una imagen con muy pocas letras que los adolescentes se los envían como un nuevo medio de comunicación.

¿Y por qué no hacemos memes?, se preguntaron, así que se pusieron a buscar memes alusivos al tema y otros a los que pudieran colocar un mensaje. Era la época del mundial de fútbol, donde el Perú representó un buen papel y no había ciudadano peruano que no estuviera pendiente de los partidos.

Aunque no era peruano, el entrenador argentino Ricardo Gareca fue una figura fundamental en el equipo peruano y se viralizó la imagen con los dedos en la sien diciendo: “Pensá, pensá”, así que también lo utilizaron agregándole un mensaje para no desperdiciar el agua.

Los memes fueron colocados encima de los lavatorios, a la altura de la vista, en los servicios higiénicos y todos los lugares donde había una toma de agua. Hasta quienes tenían a su cargo la preparación de los desayunos de Qaliwarma habían sido debidamente instruidos para hacer una buena limpieza de los alimentos y para reutilizar el agua en regar los jardines.

La reducción del monto de los recibos continúa bajando y han logrado un consumo promedio entre 50 a 60 soles, 20 veces menos de lo que consumían hace varios meses, lo cual resulta en un ahorro considerable y el dinero que aportan los padres de familia, será utilizado para otras necesidades del plantel.

Este proyecto, al cual denominado “Aliados por el agua”, lo inscribieron en el concurso escolar de la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass) “Buenas prácticas de ahorro del agua”, que se lleva a cabo a nivel nacional, donde concursan miles de instituciones educativas y aunque no hay un premio económico, sino más bien incentivos de las empresas auspiciadoras, es un gran aliciente para los jóvenes involucrados.

EL AGUA EN CIFRAS

Según estadísticas de la Sunass, cada año se registra un mayor incremento en el consumo de agua por parte de los ciudadanos de hasta un 18%.
El consumo de agua en el 2018 llegó a un millón 152 mil 408 metros cúbicos solo en instituciones educativas, lo que significó un gasto de 6 millones 119 mil 63.08 soles para el Estado, que paga los servicios básicos de casi todos los centros educativos públicos del país.

En el colegio Jesús Nazareno estudian 298 escolares de inicial, primaria y secundaria. Los padres aportan mensualmente 10 soles si tienen un hijo, 15 soles por dos hijos y 20 soles por tres hijos para pagar los servicios y no hay una pensión mensual.

Compartir

Leer comentarios