Arequipa

Majes Siguas II entre su ejecución o el fin del contrato con Cobra 

27 de octubre de 2020

En estos días se definirá el futuro del proyecto Majes II. La región trabaja en sacar adelante la adenda, de lo contrario se rescindirá el contrato con la concesionaria. Se desconoce si el proyecto de ley sobre la garantía soberana aprobada por el Legislativo llegó a Palacio de Gobierno para su promulgación.

Majes Siguas II enfrenta dos escenarios. Este viernes 30 de octubre vence el acuerdo de suspensión de trabajos en el proyecto suscrito entre el Gobierno Regional de Arequipa (GRA) y la concesionaria Cobra. La suspensión se hizo para avanzar la propuesta de la adenda 13 que busca implementar un cambio tecnológico a las 38 500 hectáreas que comprende la iniciativa agro industrial. Esto cuesta 104 millones de dólares. Sin embargo, el texto que sustenta la propuesta aún no ha sido cerrado ni firmado por ambas partes y las autoridades regionales prevén dos alternativas que podrían afrontar en los próximos días: Lograr un acuerdo con Cobra o iniciar el proceso de caducidad del contrato.

Alfonso Cari, jefe del proyecto Majes Siguas II, precisó que el primer escenario es culminar en los papeles la propuesta de la adenda 13. Actualmente tiene un avance del 90 %. Para ello dice que ya realizaron una invitación a la concesionaria, y esperan su pronta respuesta. “De llegar a buen puerto iniciaremos el trámite de evaluación de la adenda ante ProInversión, el Ministerio de Economía y la Contraloría. Estas evaluaciones tardarían unos 60 días”, precisó.

Es la escena más alentadora y que permitiría que a inicios del 2021 se reinicien las obras si obtienen el visto bueno de las tres instituciones y luego se aprueba el texto en el Consejo Regional. Sin embargo, Cobra ya envió dos escritos pidiendo rescindir el contrato con el gobierno regional. Aducen incumplimientos de parte del estado.

De darse esta posibilidad latente, se iniciaría un proceso de caducidad del contrato. Cari señala que, así como la concesionaria dice que han incumplido algunos acuerdos, Cobra también lo ha hecho, por lo que se iniciaría una caducidad de mutuo acuerdo. “No tenemos evidencia de que ya hayan realizado el cierre financiero, tampoco el pago de las pólizas ni de que hayan terminado algunas obras del periodo inicial”, precisó.

Al iniciar los trámites para cortar el compromiso de ambas entidades, aún cabe la posibilidad de una conversación entre las partes. Son 30 días para proponer una solución y de lograr alguna tienen 15 días adicionales para implementarla. De no conseguir un entendimiento vendrían los problemas, pues tendrían otros seis meses de negociaciones antes de ir a un arbitraje. “Eso generaría al gobierno regional pérdida de tiempo y dinero porque Cobra va a pedir un resarcimiento o beneficio económico que ha surgido de las actas firmadas por la anterior gestión regional (que se comprometía a evaluar la adenda 13)”, acotó.

Mientras estas dos alternativas se barajan, aún no hay una respuesta de la concesionaria al pedido para reunirse con los funcionarios del proyecto Majes Siguas II. Entre tanto se desconoce si la ley aprobada en el Congreso y que busca obtener una garantía soberana por los 104 millones de dólares para el cambio tecnológico ha sido elevada al Ejecutivo para su promulgación.

Compartir

Leer comentarios