Columna

María Antonieta Alva

6 de abril de 2020
Foto: María Antonieta Alva

Por: Lucas Z. Granda

Treinta y cinco es un número particular en la historia republicana del Perú. Tuvimos un presidente en 1980, envuelto por una ideología antiimperialista y con un partido político con una disciplina militarizada, que gobernó y tuvo esa edad. Su nombre fue Alan García, dos veces electo democráticamente presidente de la República, teniendo un fatal desenlace, se suicidó por el temor que tuvo de afrontar a la justicia por los casos de corrupción que se le imputaban. En su primer gobierno y con la edad que tenía, manifestaba arrogancia, rebeldía, inmadurez política, entre otras características que utilizaron la excusa de la juventud para encubrirlos o peor aún para normalizarlos, se debe criticar a la persona por sus acciones y que paguen por sus errores, pero no generalizar a todo el grupo etario joven.

La juventud no es sinónimo de inexperiencia, inmadurez, impulsividad, prejuicio ni mucho menos dogma, en esta época de crisis sanitaria y estado de emergencia, sui generis en la historia mundial, estamos revelando muchas debilidades como país y región Latinoamericana, pero también dando a conocer a muchas y muchos baluartes que afrontan cada día al virus, un claro ejemplo contracorriente a este prejuicio a la juventud es María Antonieta Alva ministra de Economía y Finanzas (MEF). No es necesario preguntarle cuál es su análisis sobre el dogma que cargamos todas y todos los jóvenes en los diferentes sectores en su desempeño profesional, cultural y social, las acciones hablan y repercuten por si solas.

María Antonieta Alva, “Toni” como se le conoce en el MEF, fue nombrada en octubre del 2019, siendo desde el 2017 Directora General del Presupuesto Público del MEF, también estuvo en el Ministerio de Educación (MINEDU) ocupando el cargo de Directora de Planeamiento Estratégico, no es por refregar la experiencia laboral sino por la versatilidad de los cargos y la eficiencia del trabajo mostrado en dos gobiernos diferentes desde el 2015 al 2020. Actualmente la ministra tiene una repercusión a nivel internacional por las medidas aplicadas para combatir al COVID-19, como el Programa Reactiva Perú. Las medidas son las más ambiciosa de toda la región, con 90 mil millones de soles y 12 puntos del PBI, para seguir luchando.

Toni en una entrevista mencionaba: “Creo que este país las personas no valemos lo mismo. Y mientras funcione así, no vamos a salir adelante”, saber las desigualdades de su sector e implementar medidas para acortar las brechas es ser coherente. Marco Aurelio Denegrí decía que pasado los cincuenta años ya no puedes hacer grandes cambios ni revoluciones, en tu vida privada y en tu vida pública, porque ya estas enrumbado en un camino, se podría decir hasta mecanizado, con cierta experiencia de campo y con un desenvolvimiento técnico. Pero aquí manifestamos que la edad no debe ser un factor de discriminación ni mucho menos fetiche, debe haber una planificación en los ciclos de vida de acuerdo a tus individuales anhelos.

Se están forjando nuevos paradigmas en todo el mundo, uno de ellos es el expuesto en estas oraciones, María Antonieta en el Perú, Martín Guzmán en Argentina, muchas y muchos jóvenes que tenemos todas las ganas de cambiar las practicas ortodoxas que se han implementado durante décadas en la historia de nuestras naciones. Se está generando una corriente latinoamericana de pensamiento divergente, y estas muestras son solo las primeras pinceladas en el lienzo.

Compartir

Noticias Relacionadas

Leer comentarios