Judiciales

Mark Vito presentó problemas de salud y se rehusó a ser trasladado a hospital

25 de noviembre de 2019
Foto: Giancarlo Ávila/GEC
El esposo de Keiko Fujimori cumple 12 días de la huelga de hambre en la puerta del penal Anexo de Mujeres de Chorrillos.

Mark Vito, esposo de Keiko Fujimori, sufrió una descompensación la mañana del domingo 24 tras casi dos semanas de mantenerse en huelga de hambre. La pareja de Keiko Fujimori acampa fuera del penal Anexo Mujeres de Chorrillos como protesta a favor de su liberación.

Según su versión, Mark Vito “ha bajado unos 8 o 10 kilos” desde que inició su huelga de hambre. Un personal del Samu llegó hasta el lugar y lo examinó.

“No quiero traslado, solo quiero mi familia, solo quiero justicia”, se le escucha decir con dificultad al esposo de la lideresa de Fuerza Popular.

En horas de la mañana, personal médico del Sistema de Atención Móvil de Urgencia (Samu) le dio asistencia médica, pero Villanella se negó a recibir medicamentos. Los profesionales le sugirieron que sea trasladado a un hospital para ser tratado, pero Mark Vito no aceptó la indicación.

Luego de ello, los enfermeros le solicitaron que firmara un documento de exoneración de responsabilidad, de tal forma que el único responsable de su estado es él.

“Él ha firmado la exoneración de responsabilidad, él se niega a que lo lleven a un establecimiento […] Él quiere simplemente justicia, es lo que él dice. […] Estoy esperando a Segundo Tapia, que también es médico y es de nuestro partido para ver si lo podemos hacer reflexionar a Mark y pueda tener rehidratación, aunque sea de forma oral”, aseguró la exparlamentaria Milagros Salazar.

MARK VITO presentó una carta a Embajada de EE.UU. por «abusos» contra Keiko Fujimori
EPD
Compartir

Leer comentarios