Arequipa

Más de 25 mil en Arequipa aún viven alumbrados con velas

20 de enero de 2019

Arequipa es la región con mayor electrificación en el país. El 98.2% de arequipeños cuentan con luz eléctrica, sin embargo, hay un grupo significativo que aún viven en penumbras. El gerente general de Seal, José Málaga Málaga, advierte que el crecimiento desordenado e invasiones impiden que la energía llegue a todos. Para este año la empresa espera llegar a 12 mil familias de 170 asentamientos humanos.

Por: Elizabeth Huanca U

En el asentamiento humano Nuevo Amanecer de Uchumayo hay niños que han nacido en penumbras. Hacen sus tareas alumbrados con velas y no conocen lo que es ver televisión o prender focos para alumbrar sus noches. En este pueblo joven 150 familias esperan hace más de seis años la luz eléctrica.

En la región Arequipa más de 25 mil personas también carecen de electricidad. La mayoría de pueblos se ubican en el Cono Norte (Cerro Colorado) y zonas alejadas de Mariano Melgar, Miraflores y Yura, además de provincias como Caylloma y La Unión.

Pese a ello, Arequipa es la región con mayor índice de electrificación del país. El gerente general de la Sociedad Eléctrica del Sur (ente que se encarga de distribuir la energía a la jurisdicción), José Málaga Málaga refiere que en la actualidad el 98.2% de la población cuenta con el servicio. Sin embargo, hay una brecha pequeña, pero significativa por cubrir, cuya labor parece de nunca acabar.

La razón principal y que impide a Seal llegar al 100% de mistianos es el crecimiento desordenado de la población, liderado especialmente por ocupaciones ilegales. El caso de Nuevo Amanecer tiene esta connotación. La asociación se ha asentado en un sector que no es segura para todos sus habitantes. Hay sectores declarados en riesgo que impide que la luz llegue a este lugar. La directiva ha presentado su expediente a Seal para la dotación de suministro colectivo, sin embargo, el ente ha observado el expediente. Por su ubicación en zona de riesgo, la asociación debe presentar un proyecto de mitigación que debe ser aprobado por el Gobierno Regional. Los vecinos de la asociación aseguran haber presentado esta exigencia el año pasado, pero hasta ahora no tienen respuesta de la Región. Málaga es claro al respecto: “Si el Asentamiento Humano no cumple con todas las exigencias de ley, no pueden dar luz verde al expediente”.

El funcionario confiesa que hay asentamientos humanos sin luz que han presentado expedientes de electrificación hace 15 años y que al momento no cuentan con el visto bueno. La razón, estar en zona de peligro o riesgo volcánico. “Si están en estos sectores no podemos darles luz”, agrega.

En la región, existen al menos mil 500 sectores, especialmente del Cono Norte, con suministros colectivos. Este tipo de instalación es precaria. Seal llega con un medidor o generador principal al lugar y es la directiva del lugar que se encarga de distribuir la luz a sus asociados. Este tipo de conexiones, a decir de Málaga, es potencialmente riesgoso y más caro para el usuario. Por ejemplo, si colocar un suministro (medidor) a una familia ubicada en zona formal demanda al usuario alrededor de S/. 450 de inversión, para quien habita en un sector informal el costo sube a S/. 2 mil 500. «Contar con luz definitiva es mil veces más rentable para la población», agrega. Sin embargo, recuerda que hay asociaciones en Arequipa con luz colectiva por más de 10 años. En algunos casos, las directivas de estas zonas han visto en el cobro de luz un negocio redondo. «Seal le cobra a la directiva por el consumo total. Los dirigentes son los encargados de poner tarifa a sus asociados. En algunos casos, el cobro es alto y la directiva se queda con buena parte. Por eso es mejor legalizar las conexiones», incide Málaga.

DARÁN LUZ
A 170 AA. HH.
Málaga explica que para este año, la Seal ha proyectado dar luz “definitiva” a 170 asentamientos humanos donde habitan entre 12 mil a 15 mil personas. El año pasado, se llevó electricidad a 105 pueblos. A la fecha, se encuentran en ejecución obras en 52 asociaciones de vivienda, mientras que en otras 30 se dará la buena pro para el inicio de trabajos al próximo mes.

La inversión para lograr el objetivo del 2019, de acuerdo a Málaga será de S/. 50 millones. El proyecto involucra a zonas de Mariano Melgar, Yura, Cerro Colorado, Miraflores, La Joya y El Pedregal (Caylloma) principalmente. El último distrito, sumado a jurisdicciones como el Mollendo, Camaná y otras adscritas al Valle de Tambo ha incrementado notablemente su población y con ello su demanda de energía eléctrica.

Con el paquete de proyectos, este año, la distribuidora apunta a llegar a 240 mil usuarios con energía eléctrica. El año 2018, los clientes de Seal llegaron a los 426 mil. A decir de Málaga, el crecimiento población genera que cada año el número de usuarios crezca al 3%.

Compartir

Leer comentarios