Nacionales

Más de 73 % de policías en Arequipa no accedieron a pruebas rápidas de la COVID-19

16 de agosto de 2020

Tampoco hubo entrega eficiente de mascarillas a las comisarías de Arequipa.

Luego de un recorrido que hiciera la Contraloría a comisarías de Arequipa, detectó que un promedio de 750 efectivos policiales, un 73 %, no accedieron a las pruebas rápidas para detectar si estaban contagiados o no, a pesar que han trabajado normalmente durante la pandemia en contacto directo con la población.    

La institución de control reveló que de los mil 38 efectivos policiales que prestaron servicios en las 14 comisarías de Arequipa visitadas en el operativo, a la mayoría de efectivos no se les realizó la prueba rápida, lo que no facilitó el monitoreo, vigilancia y toma de decisiones respecto al impacto de la enfermedad en ellos.

En la visita a 14 comisarías, de un total de 106, se verificó que, al 5 de junio, la prueba rápida se realizó por lo menos una vez a 284 (27 %) efectivos policiales. En la categoría de Riesgo Medio de Exposición a dicha enfermedad, están comprendidos el personal de la Policía Nacional y Fuerzas Armadas.

Según la información recabada, de los 284 efectivos policiales a quienes se les realizó la prueba rápida, 45 fueron positivos (16 %).

Respecto a la entrega de mascarillas simples, el informe señala que, de las 14 comisarías visitadas en la región, 12 (86 %) recibieron dichos implementos de bioseguridad por parte de sus respectivas unidades ejecutoras. En tanto, 2 (14 %) no las recibieron. Se detalla que ninguna de las 14 comisarías recibió mascarillas tipo N95.

En 9 comisarías (64 %) los documentos que sustentan el ingreso de los implementos de prevención entregadas no precisan características técnicas como material, unidad de medida, tamaño, color y marca, tampoco fechas, ni responsables de la entrega y recepción, lo que no permitiría la trazabilidad del proceso de internamiento y disponibilidad de los implementos para su distribución.

En todas las comisarías hubo debilidades en el control de las mascarillas y guantes descartables en el almacén (falta de registro de fechas y cantidades de implementos que se retiraron), así como en su distribución. Dicha situación no permitiría corroborar el saldo real, ni la cantidad y oportunidad en que fueron distribuidas.

De la misma manera se identificaron inadecuadas condiciones de almacenamiento de los implementos de prevención, con la falta de anaqueles o estantes; se encontraron bienes en contacto con el suelo, polvo y productos contaminantes, entre otros.

En 6 comisarías (43 %), se evidenciaron inadecuadas condiciones de conservación e higiene de la cocina, comedor o ambiente destinado a la alimentación, como utensilios deteriorados, cocinas y alacenas oxidadas, con rajaduras y sin puertas, mientras que algunas personas encargadas de la manipulación de alimentos no tenían las mascarillas puestas, lo pondría en riesgo la salud de los policías.

Compartir

Leer comentarios