Arequipa

Mi biblioteca

22 de abril de 2020
Foto: GEC

Por Efraín R. Astete Choque

Por el vicio noble de la lectura adquiero libros, revistas y periódicos, en ediciones de ayer y de hoy. Año a año los he ido ubicando en estantes y muebles donde puedan estar a la vista.

Los libros y demás poco a poco fueron rompiendo los espacios de la casa donde vivo. Me vi obligado a trasladarlos a otros lugares, a la casa de mi madre y a la de mi suegro.

En casa quedaron cerca de seis mil libros, en la de mi suegro ubiqué alrededor de cuatro mil y en la de mi madre trescientos. Las revistas y periódicos, unos dos mil ejemplares, corrieron similar suerte.

Clasifico los libros de manera empírica, por secciones: literatura, arte, filosofía, educación, política, economía y agro, periodismo, ecología, deporte, medicina y salud. 

Dentro de la ampulosa biblioteca hay rincones que alojan solo obras de Arequipa y Mollendo. Asimismo reservo sitios especiales para los escritores de mi preferencia: Cortázar, Benedetti, García Márquez, Maiacovski, Pavese, Cervantes, Amicis, Tolstoi, Balzac, Wilde, Maupassant, Hemingway.   Y, por supuesto, para los peruanos Vallejo, Arguedas, Valdelomar, Ribeyro y Alberto Hidalgo.

Hay momentos en que decido dejar atrás la compulsión de comprar libros, revistas y periódicos. Soporto un mes, mes y días, salgo de mi madriguera en busca de novedades culturales impresas.

Biblioteca sin bici

Compartir

Leer comentarios