Arequipa

Municipalidad equivocó costos en obra de San Juan de Dios

17 de septiembre de 2019

La justificación ya no es el incremento de personal para acabar cuanto antes la obra de las calles Jerusalén y San Juan de Dios, sino que el expediente técnico habría sido mal elaborado, según lo informó el alcalde provincial, Omar Candia Aguilar.

Hace algunos días, el burgomaestre y funcionarios municipales indicaron que se había decidido incrementar el presupuesto en 6 millones 800 mil soles, con el objetivo de contratar a más personal de construcción civil, para acabar a tiempo los trabajos a fines de noviembre.

Ahora el alcalde señaló que se había hecho mal los cálculos respecto a la cantidad de trabajadores necesarios para laborar. Cada trabajador, dijo, tiene un rendimiento de 5 metros cuadrados por jornada laboral, sin embargo en el expediente se hizo un cálculo de 50 metros cuadrados por cada jornada, es decir, cinco veces más de lo calculado.

“Es por ello que se ha tenido que hacer el incremento del presupuesto, de lo contrario, las cosas no cuadraban, y son estadísticas que se han obtenido de la Cámara Peruana de la Construcción y el responsable es quien elaboró el expediente en la anterior gestión”, añadió el burgomaestre provincial.

En relación a las observaciones que hizo la Oficina de Control Interno (OCI) sobre la obra, señaló que serán levantadas en los siguientes días, mientras tanto se continúan los trabajos, a excepción de ayer, que los obreros de Construcción Civil decidieron no trabajar para acatar una paralización de 24 horas.

Entre las observaciones encontradas por la OCI se encuentra la falta de «hojas del tareo» del personal, que sirve para establecer cuántos obreros existen en la obra.

A ello se suma que no existe un adecuado control de calidad de obra ni registro diario de la maquinaria, por lo que no se sabe con precisión si la maquinaria contratada en realidad se encuentra en obra. Igualmente hay un deficiente control en los trabajos de alcantarillado, pruebas de compactación de suelo o del funcionamiento del drenaje pluvial.

En el informe de la OCI, además, se indica que los funcionarios municipales se niegan a entregar documentación que solicitan o que brinda información que no es real. También se detectó que, por ejemplo, los proveedores de la piedra laja de las veredas, entregaron con retraso de más de un mes los materiales y no estaban de acuerdo a los requerimientos técnicos, por lo que tuvo que ser devuelta y, al parecer, no hubo penalidad.

Compartir

Leer comentarios