Gastronomía

Navidad: los beneficios del consumo de pavo

18 de diciembre de 2019

El consumo de pavo y pavita (pavo trozado) se recomienda para todos. Es el plato protagonista de las celebraciones de fin de año para compartir en familia.

Lo recomendable para un adulto es consumir aproximadamente lo proporcional al tamaño de la palma de la mano por plato y puede ser parte de nuestra alimentación dos o tres veces por semana.

El pavo y la pavita (pavo trozado) son las mejores alternativas para tener una alimentación balanceada, gracias a su sabor, versatilidad y gran aporte nutricional. El pavo, además de ser el gran protagonista de las celebraciones de fin de año, se encuentra en la lista de alimentos con gran aporte proteico que benefician a la salud.

Especialistas indican que esta carne brinda proteínas de alto valor biológico. La carne de pavo tiene minerales como el calcio, fósforo, zinc y hierro. Además, destacan la vitamina A y las del grupo B: tiamina, riboflavina y niacina. Asimismo, hay que recalcar que su aporte de zinc es mayor al de otras aves, permitiendo formar y regenerar tejidos.

El consumo de esta carne magra aporta al cuerpo la sensación de saciedad, a consecuencia de una dieta balanceada. Lo recomendable es consumir en promedio cocidos de pavo por plato, de esa manera la dieta del día será beneficiosa para la salud.

Al ser sus modos de preparación al horno o guisos o estofados o secos, no requiere el uso excesivo de aceites para freír ni grasas saturadas, lo cual permite proteger nuestra salud cardiovascular.

Compartir
loading...

Leer comentarios