Coronavirus

Ninguna región llega al 50 % de ejecución de fondos para combatir la COVID-19

19 de junio de 2020

A pesar de la grave crisis en los hospitales y en la economía de las familias peruanas, gobiernos locales no ejecutan el presupuesto asignado.

A diario vemos las carencias que existen en la mayoría de los hospitales, o a personas que en general viven en el país, sin poder hacerle frente al nuevo coronavirus.

La frustración es mayor cuando al ingresar al registro de ejecución presupuestal, elaborado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), se observa que solo 5 regiones, de las 25 en su conjunto, están cerca de alcanzar el 50 % de ejecución de los recursos asignados desde el gobierno en el día 96 del estado de emergencia por el brote de la COVID-19.

Las regiones que están cerca de llegar al 50 % de ejecución presupuestal son Callao (46,1 %), Lima (43,6 %) La Libertad (43,8 %), Junín (42,3 %), Tacna (40,4 %) Distinto es el panorama con San Martín (16,8%) y Moquegua(19,5 %), ubicadas en los últimos puestos de la lista.

Regiones que sí han sido duramente golpeadas por la COVID-19 presentan similar situación respecto al consumo de recursos asignados. Piura a la fecha solo ha utilizado el 30,3 % de los recursos asignados. En similar situación se encuentran Loreto con el 29,4 % de presupuesto ejecutado; e Ica con 33,9 %. El avance total de los recursos usados por las gestiones de los 25 gobernadores regionales se encuentra en un 32,3 %.

Desde el MEF informaron que al 17 de junio del presente año fiscal se ha autorizado la transferencia de recursos a los gobiernos regionales por un total de S/237 millones para afrontar la COVID-19 a través de cuatro decretos de urgencia (DU 026-2020, DU 025-2020, DU 039-2020 y DU 065-2020), dos decretos supremos (DS 098-2020 y DS 142-2020) y una resolución ministerial (RM 069-2020).

Los temas priorizados en cada uno de estos dispositivos legales incluyen el financiamiento de acciones de bioseguridad, acondicionamiento y habilitación de espacios físicos, contratación de personal para garantizar la adecuada provisión de los servicios de salud, financiamiento de equipos de respuesta rápida y de seguimiento clínico, alojamiento temporal de personas en cuarentena, visitas domiciliarias y seguimiento a adultos mayores y personas con discapacidad, adquisición de insumos e instrumentos médicos, implementación de equipos de respuesta rápida en mercados de abastos y otorgamiento de la bonificación extraordinaria (Decreto de Urgencia N° 026-2020).

Compartir

Leer comentarios