Arequipa

Niños y ancianos en abandono protagonizaron nacimiento en vivo

24 de diciembre de 2019
Evento fue organizado por la Beneficencia Pública.

Niños y ancianos sienten más la nostalgia de la Navidad, principalmente aquellos abandonados por sus familias.

Francisco de apenas  5 meses de edad asumió el rol de Jesús, un menor abandonado por la  madre que lo engendró y que en esta  oportunidad representó este papel.

La Virgen María fue representada por una integrante del  Hogar de María, en donde se  refugian aquellas mujeres que  han sido víctimas de violencia, pero que necesitaron huir de su casa  para salvar su  vida y de sus  hijos. San José  fue representado por un integrante del  albergue de Chilpinilla, a  quien también su familia  abandonó debido a  que no pudo afrontar los problemas de salud mental.  A ellos se unieron personas de extrema pobreza y que a diario se alimentan en el comedor San Martín.               

Este Nacimiento en vivo también tuvo a los clásicos acompañantes del pesebre. Niños vestidos con disfraces de vaquita, cordero y burro. Así es como celebraron en la Beneficencia Pública de Arequipa el Nacimiento de Jesús.

Todos habían preparado sus villancicos  para alegrar  la representación, niños y adultos entonaban con algarabía las melodiosas  canciones que hacen recordar la unión  familiar cada fin de año, el compartir  entre padres e  hijos, entre hermanos, que estas personas  probablemente  no  lo hagan nunca más.

Los directivos de la Beneficencia ofrecieron una chocolatada que  disfrutaron  con la inocencia de quienes  habitan el albergue de Chipinilla,  que en su mayoría tienen un vacío en sus mentes que felizmente los  hará extrañar menos a una familia que no los quiso.

Todos  terminaron con  sus regalos  bajo el brazo. Los niños retornaron a los ambientes  donde pasan los días,  para disfrutar de los juguetes recibidos, para luego continuar  con la rutina diaria. Todos esperan algún día estar alrededor de una mesa, con alguien que les asegure protección y sobre todo les brinde un abrazo cálido y lleno de amor.                  

Compartir

Leer comentarios