Arequipa

No habían muerto tantos ancianos como en el 2020

10 de agosto de 2020
La cifra de fallecidos reportada este año superó a la del año pasado.

Oficialmente, Arequipa superó número de defunciones del 2019.

Más de siete mil arequipeños murieron hasta agosto en Arequipa, la cifra ya es superior a la registrada en todo el 2019. La COVID-19 contribuyó con una buena dosis de muerte. Izar la bandera de Arequipa a media asta este 15 de agosto sería un homenaje a aquellos que perdieron la vida en este año de pesadilla.

Por: Christiaan Lecarnaqué L.

Contestas el celular y en una mañana te enteras que tu amigo, vecino o conocido murieron. Exploras tu cuenta de Facebook y lees la despedida hacia un pariente que falleció en un frío hospital. Sales a la calle y por lo menos te topas una vez al día con una carroza fúnebre. Nunca antes la muerte estuvo tan presente en Arequipa como en el 2020. Camina sin mascarilla ni distancia social escogiendo al azar a arequipeños, de preferencia viejos, hoy blancos fáciles de una inesperada pandemia. 

¿Se acuerdan en marzo cuando decíamos en las calles que el coronavirus era una enfermedad de viejos? Qué nos importaba, ¿verdad? Pues la práctica no suena igual a la teoría cuando vemos tantos ancianos perdiendo la vida.

Oficialmente, según el Sistema Informático Nacional de Defunciones (Sinadef), murieron hasta el lunes 10 de agosto, 7 408 arequipeños. De esta terrible cifra, 5671 (76.5 %) son mayores de 60 años, la segunda más alta en el Perú, a la fecha, solo superada por Lima.

Los números son terribles porque superaron la cantidad total de defunciones registradas en todo el 2019. El año pasado murieron 6924, de los cuales 5008 (72.3 %) fueron mayores de 60 años de edad. En el 2018 murieron 5589 personas, 3945 adultos mayores (70.5 %), y en el 2017, fallecieron 4749; 3365 (70.8 %) fueron ancianos. 

Si le preguntas a un historiador si en la historia de Arequipa han muerto tantos ancianos, probablemente te diga que no. Por lo menos en los últimos años no falleció tal cantidad. 

El coronavirus ha contribuido con una buena dosis. De los 1184 reportados al domingo del 9 de agosto, 875 tenían más de 60 años (73.9 %)

En el 2019 la principal causa de muerte en Arequipa fue por neumonía. En cifras representa el 10.6 %. La Gerencia Regional de Salud identificó 227 casos de muerte el 2019 por esta enfermedad en mayores de 60 años de edad. ¿Cuál creen que sea la principal causa de muerte cuando termine el 2020?

POR QUE LA PANDEMIA SE ENSAÑA CON LOS ANCIANOS

Desde el inicio del coronavirus la Organización Mundial de Salud (OMS) advirtió que los adultos mayores estaban en riesgo ante la pandemia. En lo que va de esta crisis más de 14 mil ancianos fallecieron en el Perú. Hasta abril estimaban que 55 mil perdieron la vida en residencias geriátricas en toda Europa. 

A diferencia de los jóvenes o adultos, los ancianos tienen un sistema inmunitario más débil que los hace vulnerables ante la COVID-19.

En el caso de Arequipa hay algunas particularidades sociodemográficas. Es una de las regiones con más población de adultos mayores. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), Arequipa reúne al 10.9 % de la población mayor de 65 años de edad del total nacional. Junto a Ancash y Huancavelica, es la segunda región con más ancianos. Lidera Puno con 12 % (el promedio nacional es de 9.3 %). Según el Reniec en Arequipa, hasta este año, tenía 203 mil 133 mayores de 60 años registrados en su base de datos.

Las cifras demuestran que Arequipa tiene una población anciana importante, pero más de la mitad con alguna enfermedad de riesgo frente a la COVID-19. El 64.5 %, según el INEI, tiene problemas de hipertensión, males cardiovasculares o diabetes.

De acuerdo a la Geresa, el 13 % de enfermos con coronavirus presenta problemas cardiovasculares y 10.3 % diabetes.

Otro factor de riego señalado por el INEI es que el 68.4 % vive con jóvenes adultos de 20 a 59 años de edad, una tasa alta que ubica a la región en el quinto lugar a nivel nacional. 

Según las estadísticas de la Geresa, el 62 % de pobladores de 30 a 59 años está contagiado de coronavirus; el grupo de 18 a 29 años representa el 19 % de pacientes. Es decir, el 81 % de la población de joven-adulta de 18 a 59 años tiene el virus en su organismo. Al vivir con ancianos se facilita el contagio.

Si dejamos las cifras a un lado, desde hace años se observa poco respeto a la población adulta mayor en la ciudad. Algunas voces solitarias ponían la cara por esta población, pero en general la indiferencia y maltrato ha sido la norma. En esta pandemia tampoco hubo un mensaje contundente que proteja a los ancianos.

En redes sociales es frecuente toparnos con memes con mensajes como una “buena generación que se va”, pero, ¿qué hemos hecho por ellos? 

REPUNTE

El martes el Departamento de Ciencia de la Computación de la Universidad Católica San Pablo (UCSP) alertó sobre el repunte de pacientes recuperados del coronavirus. Hasta el domingo 9 de agosto, los casos activos se contaban en 28 305 y los recuperados en 36 945. Los pacientes que vencieron al coronavirus son más que aquellos que todavía tienen la enfermedad.

Esta tendencia ha contribuido que el factor R o de contagio caiga a 1.7, el 2 de agosto, aunque hay un decrecimiento, todavía es alto.

El repunte de los recuperados y la caída del factor R son buenas noticias, pero otras cifras advierten que la pandemia en Arequipa todavía no está controlada. 

En la semana del 3 al 9 de agosto, la Geresa reportó 12 888 nuevos casos, un aumento del 25 % en relación a los siete días anteriores. 

El índice de positivad terminó en 24 % en esta semana, dos por ciento más que el periodo anterior. Cada semana la positividad crece de dos en dos por ciento. Pero hay que anotar que el número de pruebas aplicadas (52 024) es similar a las tomadas en la semana del 20 al 26 de julio (52 104) donde la positividad llegó al 20 %. 

Desde la intervención del Ministerio de Salud (Minsa) la toma de test en la ciudad es más agresiva que a inicios de la pandemia. Se aplican en barrios, pueblos jóvenes o calles donde por lo menos un tercio sale positivo. A la fecha aplicaron 453 649 mil (podríamos decir que la mitad de la población ha sido testeada, pero en unos casos se aplicaron más de una vez a una persona). Solo 9410 pruebas son moleculares.

La semana terminó, también, con 194 muertos, 42 % más que la semana anterior. 

Recuerda que estamos llegando a una meseta, pero no hay que bajar la guardia. Siempre mantenga distancia social, use mascarilla y lávese las manos. Aunque la cuarentena termine el 31 de agosto, el virus todavía seguirá entre nosotros.

LECCIONES DE LA PANDEMIA

El historiador, Enrique Ramírez, comentó que Arequipa ha sufrido varias epidemias a lo largo de su historia. Pero un panorama similar al actual pudo haberse presentado en el siglo XIX porque no había un tratamiento eficaz o alguna vacuna que detuviera el avance de los virus. 

No obstante, aclara que es la primera vez en que se inmoviliza una ciudad para contener la enfermedad cuando antes solo se garantizaba la cuarentena, pero a la persona contagiada.

Consideró que habrá cambios luego de la pandemia como antes. Por ejemplo, cuando apareció la epidemia del cólera, las picanterías tuvieron que dejar el centro de la ciudad, hervir el agua, dejar de tomar el líquido de la acequia, etc. Ahora probablemente se mantenga la distancia social y el lavado de manos con más frecuencia.

Lamentó la cantidad de ancianos muertos e invocó a los arequipeños a mejorar sus hábitos alimenticios e incluir más actividad física en sus rutinas.

El historiador, Mario Rommel Arce, calificó esta pandemia como la más brutal que se haya presentado en la ciudad. Dijo que dejará secuelas y seguiremos hablando de este trágico episodio por varios años. No obstante, consideró que confía en el tesón, porvenir y fe del arequipeño para salir de este mal momento como sucedió en otras crisis como los terremotos.

Compartir

Leer comentarios