Arequipa

Obesidad Infantil: un problema de salud pública

10 de noviembre de 2019

Los padres empoderan a los menores para que ellos escojan su alimentación.

Honeidy Leanderas Q.
Fotos: Adrián Quicaño P.

Los pequeños se sientan y encienden la tablet mientras se llevan a la boca una a una las papas fritas que han encontrado en la hamburguesa, un producto aunque dirigido a niños y adultos, dista mucho de ser nutritivo y saludable.

En un local de comida rápida ubicado en la ruta hacia el Centro Histórico de Arequipa, un niño de un metro y medio de estatura, trigueño, de cabello color azabache y de ojos achinados que desaparecen bajo unos prominentes cachetes, se acerca a hacer su pedido: dos combos de hamburguesa doble con queso más papas fritas y gaseosa. La distancia entre su mesa y el área de despacho es apenas de un metro y en la espera del pedido se distrae con el celular. Gritan su nombre, la orden ya está lista. Agitado y con pasos apresurados, llega hasta su bandeja.

Fácilmente podría pasar por un adulto corpulento y chaparro, pero tiene más de 12 años, su casaca de buzo de colegio de primaria lo delata. Después de hacer una pausa, el muchacho camina con su bandeja hacia la mesa, donde su madre conversa con el otro hijo. Un cuadro que se repite a cada día.

Según informe el Ministerio de Salud, un aproximado de 30% de niños en el Perú sufre de obesidad debido a las malas prácticas alimenticias. Como en otros países, a menudo va acompañado de la disminución de la actividad física, dado que los niños pasan más tiempo frente al televisor o utilizando medios digitales.

En Arequipa viven más de 17 mil niños obesos de cero a 17 años. La obesidad infantil es una epidemia en expansión. En los últimos diez años, la enfermedad se ha duplicado entre los menores de 5 a 11 años, según datos de la Dirección de Epidemiología de la Gerencia Regional de Salud.

De acuerdo a las estadísticas, la prevalencia del sobrepeso entre los niños menores de 14 años llega a 17 mil casos presentados en el transcurso del 2018. Esta cifra representa cerca del 8% de este grupo de edad.

El problema es más grande si se considera que esta no será la única comida de los menores a lo largo del día. Según la representante del Colegio de Nutricionistas de Arequipa, Mercedes Macedo Portugal, un niño puede llegar a ingerir entre 50 y 80 gramos de azúcar al día, lo que corresponde a un consumo de tres días. Las calorías adecuadas para los niños son de mil calorías para niños entre 2 a 3 años de edad, mil 200 para niños de 4 a 8 años y mil 1400 a 1600 para menores entre 9 a 13 años.

La nutricionista menciona que al año se atienden unas 2 mil 500 consultas por obesidad infantil y sobrepeso. El sobrepeso es la acumulación de grasas en el cuerpo que ocasiona que un niño (a) pese más de lo considerado saludable para su estatura. La obesidad es un sobrepeso extremo.

Esto lo confirma el estudio del Instituto Nacional de Salud y Dirección ejecutiva de Vigilancia Alimentaria y Nutricional sobre el estado nutricional en el Perú por etapas de vida, en el que los peruanos alcanzan el sobrepeso y/o la obesidad, casi tres veces más alta en el área urbana que en la rural (29.6% y 11.9% respectivamente). Asimismo, el 30.7% de los jóvenes de 20 a 29 años de edad tenían sobrepeso (31.9% de hombres y 29.6% de mujeres), y el 9.9% obesidad (8.8% de hombres y el 11.0% de mujeres). En el área urbana, el sobrepeso y/o la obesidad afecta a 42.3% de los jóvenes, y al 34.1% del área rural.

Más 75 mil casos de obesidad existen en toda la región de Arequipa, considerada la tercera enfermedad frecuente en los ciudadanos causante de contraer enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión arterial, problemas cardiovasculares y varios tipos de cáncer. «La acumulación de esta grasa en las arterias desde la niñez termina en la edad adulta con un infarto cerebral o un infarto al corazón», dice Macedo.

El especialista señala que la obesidad infantil provoca cambios hormonales en los niños (se les adelanta la pubertad) y en muchas ocasiones, por el peso, termina deformándoles las piernas.

Por tanto, una buena nutrición, desde la gestación hasta los primeros 24 meses, determina lo que le pasará en el resto de la vida, un adecuado desarrollo físico e intelectual que influirá a largo plazo en las habilidades, el rendimiento cognitivo, la productividad laboral e ingresos en la adultez, y en un menor riesgo frente a problemas de obesidad.

Jorge Velarde, director de Epidemiología de la Gerencia Regional de Salud, señala que en el reporte del Ministerio de Salud del año 2018 los adolescentes de 15 a 19 años de edad, el 7.2% tenía obesidad y en Arequipa llegaba al 5.5%.

El desarrollo, el crecimiento económico y el aumento en los ingresos de los hogares contribuyen a generar cambios en las dietas que no son necesariamente saludables. Durante los últimos 10 años, la ciudad ha registrado un incremento en el consumo de alimentos procesados con elevado contenido de azúcar, a menudo va acompañado de la disminución de la actividad física, dado que los niños pasan más tiempo frente al televisor o utilizando medios sociales.

Velarde está convencido de que las cifras, tanto en sobrepeso como obesidad, van en aumento. Considera que las madres de este grupo de menores crían mal a sus hijos, por un lado, aumentando las horas de televisión y entregándoles celulares desde pequeños.

ENTRE PATIOS Y AULAS

“Al principio no te das cuenta. Le compras caramelos, un paquete de galletas. Luego le das dinero y se los compra él. Lo ves feliz, pero después comienzan los problemas: de salud y autoestima. Los enojos porque ya no le entra la ropa preferida o las burlas de sus compañeros. Es duro”, dice Paola, madre de Javier a quien mantiene en tratamiento.

Es la hora del recreo en el colegio y en el quiosco se forman las colas pidiendo golosinas. Nadie pide plátanos o mandarinas. Por la ocupación de los padres en lugar de preparar las llamadas “loncheras saludables”, entregan dinero o hacen que “apunten en la cuenta”.

El nutricionista señala que para las loncheras escolares de estas épocas se recomienda el consumo de frutas y verduras ricas en vitaminas A y C para reforzar su sistema inmunológico.

En el caso de la vitamina A, que protege las vías respiratorias, se encuentra en la papaya, aguaymanto, melón, zanahoria, zapallo, espinaca y camote; mientras que la vitamina C está en limones, naranjas, mandarinas, fresas, apio y brócoli, entre otros.

Milton Enríquez Casaperalta, director de Promoción de la Salud de la Gerencia Regional de Salud, precisó que a pesar de la existencia de la Ley de los Octógonos, la falta de enseñanza o dejadez de los padres en preparar loncheras saludables, conlleva a que los niños accedan a productos y alimentos chatarra. “Es de suma importancia preocuparse por la alimentación de los hijos, no solo en la escuela sino todo el día, desayuno, almuerzo y cena”, asegura.

Añade que se debería vigilar en los colegios para que no haya productos dañinos, sino quioscos saludables, pero, además, un control de los vendedores que se apostan en las puertas de los colegios, vendiendo productos importados.

Macedo Portugal advierte que una buena alimentación debe estar necesariamente acompañada de actividades recreativas que conlleven algún esfuerzo físico, ejercicios de forma permanente, ya no solo para los jóvenes o adultos, sino para los escolares. La actividad deportiva es la mejor herramienta que tienen y debe ser impulsada por los padres de forma constante y a lo largo de toda su formación personal.

El consumo de alimentos debe ser dividido en cinco porciones. El desayuno, a media mañana, tarde y la cena. En el desayuno puede ser un cereal como la quinua que tiene más nutrientes que calorías, puede ir acompañado de fruta, queso, o huevo.

A media mañana puede ser la fruta, mientras que, en el almuerzo, carne, con verduras y un poco de carbohidratos como papa o arroz.

El Perú la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable para Niños, Niñas y Adolescentes, tiene como finalidad salvaguardar la salud en los diferentes grupos etéreos.

Cuide la salud de los niños porque supone un ahorro a futuro.

Compartir

Leer comentarios