Internacional

ONU acusa a Maduro de crímenes contra la humanidad

16 de septiembre de 2020

 

Un año después de haberse constituido, la Misión Internacional Independiente de determinación de los hechos que ordenó las Naciones Unidas para Venezuela presentó este miércoles en Bruselas un demoledor informe que, por primera vez, establece responsabilidades individuales sobre graves violaciones de derechos humanos cometidas por el Gobierno Venezuela. 

El reporte, de 443 páginas, califica los delitos cometidos como de lesa humanidad y señala como responsables directos al presidente, Nicolás Maduro; a Diosdado Cabello, número dos del chavismo y presidente de la Asamblea Nacional Constituyente; a los ministros de Interior, Néstor Reverol, y Defensa, Vladimir Padrino López, y a los jefes de los servicios de inteligencia, junto a otros 45 funcionarios del régimen venezolano.

“La Misión encontró motivos razonables para creer que las autoridades y las fuerzas de seguridad venezolanas han planificado y ejecutado desde 2014 graves violaciones a los derechos humanos, algunas de las cuales –incluidas las ejecuciones arbitrarias y el uso sistemático de la tortura– constituyen crímenes de lesa humanidad”, dijo Marta Valiñas, presidenta de la misión. 

“Lejos de ser actos aislados, estos crímenes se coordinaron y cometieron de conformidad con las políticas del Estado, con el conocimiento o el apoyo directo de los comandantes y los altos funcionarios del Gobierno”, agregó.

Los investigadores analizaron 223 casos ocurridos desde 2014 en adelante, de los cuales 48 se incluyen como casos de estudio exhaustivos. Examinaron además otros 2.891 casos para corroborar los patrones de violaciones y crímenes. El informe es un aporte de peso al extenso expediente que ha ido acumulando el Gobierno de Maduro en la justicia internacional. 

Además, la misión independiente califica que el inventario de violaciones señaladas entra en la competencia de la Corte Penal Internacional (CPI). La Fiscalía de CPI inició en febrero de 2018 el examen preliminar de una eventual demanda por crímenes de lesa humanidad contra Venezuela que, de constituirse, sería la primera contra un país de América Latina.

“Este reporte se suma a lo que durante años organizaciones de la sociedad civil han denunciado y es fundamental para dar respuesta a las víctimas, porque las instituciones venezolanas no están defendiéndolas, sino más bien han obstaculizado la justicia”, señala Beatriz Borges, del Centro por la Justicia y la Paz, en Caracas.

“Este es el resultado del trabajo de las ONG y de los medios de comunicación en presionar para obtener verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición”, agregó Feliciano Reyna, otro defensor de derechos humanos.

DATO

Amnistía Internacional consideró un hito el respaldo de la ONU a miles de víctimas. 

Compartir

Leer comentarios