Arequipa

Origen de restos óseos y arqueológicos en Av. Olímpica se conocerá en noviembre

18 de junio de 2019

Los restos fueron hallados en tres pequeñas tumbas, donde también encontraron restos de vasijas y platos.

“No se trata de momias, sino de restos humanos muy antiguos que fueron hallados en tres pequeñas tumbas, sobre las cuales se está haciendo una evaluación, cuyos resultados debemos tenerlos para noviembre o probablemente antes”, informó Rodolfo Nicoli Segura, director de la Oficina Desconcentrada de Cultura de Arequipa.

Desde hace algunos días, mientras se hacían las excavaciones de zanjas en la avenida Olímpica, cerca de la calle San Juan de Dios, para instalar una subestación eléctrica, los obreros se percataron de los hallazgos, certificados de inmediato por el arqueólogo responsable en la obra.

Estaban ubicados a unos cuatro metros de profundidad y se trataba de tres pequeñas tumbas, especie de urnas y en su interior estaban los restos óseos de alguna persona, además de algunas vasijas de barro o arcilla: platos, cántaros o chombas y vasos.

El hallazgo de inmediato fue informado a los arqueólogos de la Dirección de Cultura para que certificaran el hecho y poner a buen recaudo las piezas encontradas, que están siendo investigadas para tener una idea aproximada de la cultura a la que pertenecerían o su antigüedad, resultados que deben estar listos al finalizar la obra, a fines de noviembre.

Nicoli Segura no quiso adelantar opinión, pero señaló que en la ciudad de Arequipa se había desarrollado ampliamente la cultura Churajón, mucho antes que los españoles llegaran para fundar la nueva ciudad.

También indicó que los obreros no serían los primeros en encontrar los restos, porque de acuerdo a lo registrado, una de las tumbas ya tenía algunos daños de una intervención anterior, mientras que otra estaba al borde de una propiedad privada, por lo que no se descarta que para su construcción se pudo encontrar más restos arqueológicos.

“Anteriormente cuando se tenía este tipo de hallazgos, lo que hacían las personas era ocultar los hechos para evitar probables paralizaciones de las obras, se quedaban con lo que creían les iba a ser útil y destruían el resto.

Ahora existen normas muy estrictas al respecto y por lo pronto, para que se ejecute cualquier tipo de obra, debe estar presente un arqueólogo las ocho horas que dure el trabajo, quien deberá reportar todo lo encontrado”, informó el funcionario.

Aún se desconoce cuál será el futuro de los restos, probablemente sean puestos en exhibición por algunos días en un lugar aún no determinado, añadió.

Compartir

Leer comentarios