Coronavirus

Paciente con COVID-19 desaparecido es hallado muerto en Honorio Delgado

30 de julio de 2020

La familia vive un verdadero calvario. No es la primera vez que ocurren estos casos en Arequipa.

Fue internado en el hospital el último sábado y ese mismo día dejó de existir, pero nadie comunicó del deceso a los parientes. Ante la insistencia de la familia realizaron la búsqueda del cuerpo, hallándolo como NN (cadáver no identificado).

Un verdadero calvario ha vivido esta semana Guadalupe Jara, esposa de Alvaro Mamani Gallegos de 38 años, quien el último sábado fue internado en el hospital Honorio Delgado Espinoza, tras resultar positivo al nuevo SARS-CoV-2 (coronavirus).

Sucede que, el mismo día que fue hospitalizado, dejó de existir; pero el hecho no fue comunicado a los parientes para el respectivo recojo del cadáver y cristiana sepultura. Recién ayer, ante la presión de la familia, el personal del Hospital COVID-19 procedió con la búsqueda del paciente, hallando el cuerpo sin vida como NN (cadáver no identificado).

“Al internar a mi esposo el sábado, me pidieron un número para informarme su estado, pero nunca llamaron. Yo lo hice incansablemente y no contestaron, por ello vine el lunes al hospital y me dijeron que mi esposo no estaba en lista”, comentó.

Es ahí, cuando inició el martirio de Guadalupe. Pues empezó a buscar a Alvaro en todos los centros de atención temporal para pacientes COVID-19, pensando que lo habían derivado. No tuvo éxito, así que retornó al Honorio Delgado, preguntando en triaje, emergencia y todos los pisos sin éxito, exponiéndose inclusive al contagio del coronavirus.

“Ayer en horas de la mañana, me comunican que lograron encontrar el cuerpo de mi esposo sin vida como NN. Han sido cuatro largos días de incertidumbre y sufrimiento y solo me han pedido disculpas por todo lo que he padecido este tiempo”, acotó.

DOS NIÑOS EN ORFANDAD

Alvaro Mamani Gallegos deja dos niños en la orfandad, un bebé de cinco meses y otro de seis añitos. Guadalupe indicó que hasta antes de la cuarentena por la COVID-19, su esposo se ganaba el sustento diario manejando una cisterna, siendo este el único ingreso de su familia.

¿Qué voy a hacer ahora con mis hijos?, se pregunta al borde del llanto, lamentando la irreparable pérdida y el vacío que ha dejado su compañero de vida. Las personas que deseen brindar algún tipo de apoyo a Guadalupe, pueden contactarse con ella al celular 938 564 850.

DATO

Ayer, en los exteriores del Honorio Delgado Espinoza, se conoció además de otros casos similares al de Guadalupe Jara. Ante ellos, las autoridades del sector Salud indicaron que tomarán las acciones correctivas correspondientes para evitar futuros inconvenientes.

Compartir

Noticias Relacionadas

Leer comentarios