Arequipa

Padres se oponían a transfusión por su religión y juez los desautoriza

22 de abril de 2015
Padres se oponían a transfusión por su religión y juez los desautoriza
Víctima de un accidente de tránsito, la menor de iniciales M.LL.C. (15) quedó herida y postrada en una cama. A pesar que su vida corría riesgo, sus padres se negaron a autorizar que se le realice una transfusión de sangre debido a que la religión que profesaban lo prohibía. Fue con autorización judicial que se pudo ejecutar esta acción que permitió salvarle la vida. Este caso, suscitado en Arequipa, fue considerado sui generis (excepcional).

El juez de Familia del Módulo de Justicia de Paucarpata, Yuri Corrales Cuba, decidió esta autorización, debido a que estaba en riesgo la salud de la quinceañera. Fue entonces que, con esta venia judicial, los médicos del hospital de EsSalud “Carlos Alberto Seguín Escobedo”, realizaron el procedimiento médico.

Los progenitores, que pertenecen a la religión Testigos de Jehová, se opusieron a que se le practique a su retoña la transfusión de sangre, porque interpretan que Dios prohíbe el uso de la sangre de otros seres para beneficio propio.

El fiscal, que estuvo a cargo del caso, habría exhortado a los progenitores que acepten esta intervención médica; sin embargo, recibió la negativa. Esto provocó que recurra ante el juzgado.

El magistrado Corrales Cuba argumentó que el derecho fundamental a la libertad religiosa, está limitado por el ejercicio de los derechos elementales, en este caso, con el derecho a la vida y a la salud.

También destacó que en la Convención de los Derechos del Niño se señala que “el interés superior del niño es una consideración primordial que debe ser atendida en toda medida concerniente a los niños que adopten las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos”.

Bajo estas sustentaciones, se logró salvarle la vida a la adolescente, quien fue víctima de un accidente de tránsito y estuvo a punto de perder la vida por una interpretación religiosa.
Compartir

Leer comentarios