Arequipa

Patricia Vega – “Diseñadora del Año” en la I Premiación de Emprendimiento de la CIAIMB “Transformando vidas 2018”.

3 de marzo de 2019

Patricia Vega Puma de 28 años, de profesión Ingeniera Metalurgista y Diseñadora de modas, nació en Arequipa, actual ganadora de la I Premiación al Emprendimiento CIAIMB “Transformando vidas 2018” en la Categoría Wedding como Diseñadora del año – Arequipa, comenta un poco más de su trabajo y su empeño por seguir creciendo en la industria de la moda.

La moda sin duda, no se vive igual en cada lugar. Patricia, elige estudiar moda porque desde pequeña le gustó crear, diseñar y usar su ingenio para hacer cosas novedosas.  A medida que avanzaba su carrera de ingeniería se fue dando cuenta que tenía una gran pasión sin explotar y decidió inclinarse más por el diseño de novias.

Así empezó su pasión por la moda nupcial, pero hay una enorme diferencia entre un hobby y un oficio: “¿Quiero ser diseñadora? ¿O continuar en el mundo de Ingeniería?”, al platicarlo con su familia y mencionar la palabra “moda” inmediatamente recibió caras de confusión, miles de preguntas y un “no creo que esa sea una profesión respetable”.

La verdad es que muy pocos creyeron que ella lo lograría. Entre ser Diseñadora y ser Ingeniera, su sueño por la moda fue la decisión más riesgosa.

El mundo del diseño es muy competitivo y difícil, Patricia tuvo que recorrer un camino muy largo y no precisamente fácil. Moda es más que dibujar bonito, vestirte bien o saber coser. Implica comprender el comportamiento de las novias: saber qué compran, por qué lo hacen, qué las influencia y por qué. De nada te sirve tener una colección muy bonita si no impactas a tu público objetivo.

A la edad de 24 años, lanza su primera colección, la que cree estuvo lejos de ser perfecta. Pasado el primer intento, continuó estudiando y asesorándose para corregir errores del pasado. Efectivamente, su segunda colección “Bridal Fashion” tuvo una mejor acogida. A partir de ese momento con cada colección fue perfeccionando todo el proceso de sus diseños.

A medida que su familia empezó a ver perseverancia, sus ideas y dedicación, además de la reacción y recibimiento positivo que empezó a generar su trabajo; empezaron a apoyarla cada día más y más.

A Patricia le costó dar a conocer su marca “FIANCÉE NOVIAS”, se esforzó mucho en el proceso, de manera que sus clientas empezaran a confiar y recomendar su trabajo, de hecho, no hay mejor publicidad que el boca a boca; que una novia recuerde su vestido y tenga lo oportunidad de recomendarla con otra novia es el mayor agradecimiento que ella obtiene.

El reconocimiento de “Diseñadora del Año” la tomó por sorpresa. Para ella supone un logro importante en su corta trayectoria el hecho de que un jurado compuesto por especialistas del mundo de la moda decida que ese premio deba de ser para su marca, fue un verdadero orgullo y, sobre todo, un empujón de ánimo para seguir trabajando en esa dirección.

Patricia Vega les deja un consejo a quienes con entusiasmo buscan luchar por sus sueños y desenvolver sus habilidades en lo que más les gusta; “Sigan su instinto, estoy 100% convencida de que mi voz interior es que la que me ha guiado hasta aquí. La verdad es que creo que en Perú hay más prejuicios que en otro lado. Creo que aún hoy en día, hay muchas familias que piensan que tienes asegurada tu vida y tu estabilidad económica si estudias negocios, ingeniería o medicina. Luchar con esos miedos y esas creencias es un proceso que se debe llevar con amor, respeto y trabajo duro. Hay que primero entender que nuestros padres solo quieren lo mejor para nosotros, y en su mente quizás haya mejores cosas que la moda como opción de vida. Sin embargo, la perseverancia, la resiliencia, y la pasión por el trabajo, siempre serán las mejores herramientas. Actualmente veo un panorama donde estudiar diseño de modas no es tan mal visto como lo era en los 90s, pero creo que es quizás una “moda” hacerlo. No todas las marcas que nazcan van a tener éxito, pero si de verdad tu pasión es la moda, lo lograrás, estoy segura que lo lograrás.»

Detrás de cada pieza hay entre 3 y 9 meses de elaboración y la producción de su taller está limitada a 30 vestidos al año; solo de esta forma, Patricia puede dedicarle el trabajo y el detalle que necesita cada diseño.

Puedes separar tu cita con ella al RPC 953283770, ¡No te quedes sin el vestido de tus sueños!.

Compartir

Noticias Relacionadas

Leer comentarios