Arequipa

Piden 15 años de cárcel para jefe de EsSalud por pedir dinero

7 de junio de 2019

El médico y exjefe del servicio de radioterapia del hospital Carlos Alberto Seguín Escobedo (CASE) de EsSalud, Carlos Vargas Corpancho, podría ir a prisión por 15 años.
La fiscalía Anticorrupción lo acusa del delito de cohecho pasivo propio por presuntamente pedir dinero a pacientes con cáncer con el fin de adelantar su tratamiento de radioterapia. Junto a Vargas, también es acusada la coordinadora de tecnólogos médicos del CASE, Magaly Torres Salhuana de Carpio.
La imputación fiscal reúne tres testimonios concretos de mujeres con males oncológicos que requerían de manera urgente el inicio de sesiones de radioterapia, una alternativa médica para enfrentar el cáncer y que pagaron para adelantar su atención.
Las denuncias datan de junio de 2011 y setiembre de 2012 e involucran a Giovana Quispe Flores de Coronado, Yesenia Poma Ucedo y Guadalupe Guzmán de Villalobos. A todas, Vargas, según la acusación fiscal, les pidió sumas de dinero para que puedan ser atendidas de forma preferencial e irregular antes que los pacientes que se encontraban en lista de espera.
En el caso de Giovana Quispe, cuyo diagnóstico era metástasis de cáncer a la columna, cadera y cráneo, Vargas le solicitó S/ 2000 para iniciar su tratamiento. La mujer solo le pagó US$ 300. De acuerdo al testimonio de esta mujer fue ella quien buscó al especialista en su consultorio particular para pedirle que adelante sus sesiones por recomendación de una amiga que había hecho lo mismo. El galeno accedió. La citó el lunes 13 de junio de 2011 y a través de Magaly Torres obtuvo su tarjeta de control. Un día después inició su terapia.
Yesenia Ponce, por su parte, pagó S/ 1000 e inició su tratamiento el 25 de setiembre de 2012. Inicialmente le dijeron que debía esperar tres meses para que inicie su tratamiento, pero tras el pago efectuado a Vargas, su cronograma fue variado.
En el caso de Guadalupe Guzmán, que padecía de cáncer al endometrio, habría sido el propio Vargas, quien le pidió S/ 3 mil para establecer su plan de tratamiento. La mujer no accedió al pago.
Vargas ingresó a laborar a la seguridad social en octubre de 2008. Entre junio de 2009 y 2012, se desempeñó como jefe de radioterapia. Tras el escándalo de las denuncias renunció. En cambio Torres continúa laborando.
El juicio contra el galeno está por concluir. Su defensa niega los cargos. Asegura que como jefe del área no tenía la potestad de programar fechas de sesiones de radioterapia ni adelantar las mismas. Esta labor estaría a cargo del área de admisión.
Durante la audiencia, su abogado descartó que el galeno haya pedido dinero a las pacientes. “Lo que él dio fue información sobre el costo de las terapias de forma particular”, comentó.

Compartir

Leer comentarios