Coronavirus

Plantean reactivar minería artesanal y pequeña minería

20 de mayo de 2020
Juan Muñiz Delgado, gerente de Energía y Minas.

Esta actividad económica congrega a más de 60 mil mineros en la región Arequipa.

La reactivación de la minería artesanal y pequeña minería debería ser considerada como una de las prioridades de la denominada segunda fase de la reactivación económica del país siguiendo los protocolos sanitarios planteados por la la Gerencia Regional de Energía y Minas.

El gerente de la entidad, Juan Muñiz Delgado, señaló que esta actividad económica congrega a más de 60 mil mineros en la región Arequipa y en la primera fase de la reactivación económica nacional se encuentra solamente la Gran Minería. Por ello, consideró importante iniciar con las labores en los asentamientos mineros de pequeña escala en la región.

Explicó que el protocolo sanitario elaborado debe ser ratificado por el Consejo Regional de Arequipa a través de una Ordenanza Regional, lo que permitirá, fiscalizar y garantizar que los asentamientos mineros adecúen protocolos de sanidad para evitar la propagación del COVID-19.

Por su parte el gerente regional del ARMA, Carlos Santos Roque, señaló que se solicitó a la Dirección General de Formalización Minera del MINEM, considerar a quienes se han formalizado iniciar en la segunda fase porque se permitirá generar miles de puestos de trabajo y contribuir a reactivar la economía nacional así como la ampliación del plazo para la formalización hasta el 31 de diciembre.

Ante esta propuesta realizada por la región Arequipa, el MINEM respondió que se están  haciendo los esfuerzo en coordinación con las distintas regiones del país, para preparar la reactivación en las siguientes fases, dada la importancia que dicha actividad tiene en el ámbito regional y local.

De reactivarse las MAPE permitirían reactivar sectores como transporte de personal y equipo generando más de 160 mil puestos de trabajo. También se reanudarían actividades a cielo abierto y subterráneas, áreas de transformación y/o beneficio de minerales, así como talleres de mantenimiento de equipo minero, suministro y dispensación de alimentos en comedores, supervisión, atención y servicios de salud, entre otras áreas.

Entre las medidas para la reducción del riesgo de contagio, las empresas u operadores mineros se deberán identificar a grupos vulnerables a la COVID-19 así como realizar una evaluación física de todo el personal con un despistaje de coronavirus con prueba rápida y/o molecular, el cual estará a cargo del titular de la actividad minera.

Asimismo, deben acondicionar áreas de atención para el control sanitario, ambiente de primeros auxilios, se debe garantizar mascarillas, agua potable, ambiente de hospedaje con insumos sanitarios, entre otros, que serán supervisados por la GREM para finalmente obtener autorización, entre otros.

Compartir

Leer comentarios