Arequipa

Policía registró 8 denuncias por explotación sexual y laboral en Arequipa

31 de octubre de 2020
Los delincuentes captan a las víctimas a través de la internet.

La trata y su relación con la desaparición de personas.

El delito de trata de personas en algunos de los casos comienza con una desaparición, muchas veces las víctimas son engañadas y llevadas a otra región del país para ser desarraigadas de sus familias y sometidas a explotación sexual, laboral, mendicidad o tráfico de órganos.

Por: Mariela Zuni M.

Casi a diario en las redes sociales se publican boletines de personas desaparecidas, adolescentes, jóvenes y adultos que no dejan huella. Para la fiscal de Prevención del Delito, Cecilia Ampuero Riega, esta situación preocupa de sobremanera debido a que muchos de los casos podrían estar relacionados al delito de trata de personas.

El Ministerio Público se encuentra atento a esta problemática, principalmente en la coyuntura actual, donde el niño y adolescente está casi todo el tiempo frente a una computadora o el celular, por las clases en línea.

“Definitivamente las redes criminales están aprovechando esta situación, que es sumamente preocupante para el Ministerio Público, porque paralelamente se está presentando un escenario de la desaparición de niños y adolescentes. En algunos casos, ha descrito la Policía, se trata de fuga del menor, pero hay otros pendientes de resolver que muy probablemente estén siendo víctimas de trata”, manifestó la fiscal.

¿QUÉ ES LA TRATA?

La trata de personas es un delito contra la libertad y la dignidad del ser humano. Usa a la persona como mercancía quitándole toda voluntad, atentando contra sus derechos fundamentales. Se puede dar con la finalidad de la explotación sexual, laboral, la mendicidad y el tráfico de órganos.  

Dentro del delito hay varias modalidades de captación y que se dan a través de medios como el secuestro, la amenaza, el engaño o el fraude. En nuestro país son más frecuentes las falsas ofertas de empleo, el casting de modelaje o actuación, seducción por redes sociales e inclusive las promesas de becas de estudio.  

Ampuero Riega, mencionó que, hace cinco años se captaba a las víctimas en falsas agencias de trabajo, hoy los criminales usan las redes sociales, y con mayor incidencia por la cuarentena las personas acceden a este medio.  

Se relaciona este delito a la desaparición de personas, debido a que el tratante busca desarraigar a la víctima de su hogar para que no pueda pedir ayuda. Por ello, la fiscal expresó su preocupación por el incremento de los casos las últimas semanas.  

Ante esta problemática, la Red Regional de Lucha Contra la Trata de Personas, creada en Arequipa desde el 2012, solicitó a la Policía contraste los reportes de desaparición con la publicación de boletines en las redes sociales.  

La fiscal confirmó que Arequipa dejó de ser una zona de tránsito de los tratantes de personas, ahora es una ciudad de origen y destino: menores y adultos son captados para ser llevados a Puno, Cusco y Madre de Dios, y desde estas regiones también se captan a mujeres principalmente, a las que llevan a zonas de minería informal en Secocha (Camaná), Cháparra y Atiquipa (Caravelí), para fines de explotación sexual y laboral.  

EL NEGOCIO  

La trata de personas es una actividad que genera grandes cantidades de dinero. La Organización de las Naciones Unidas, estableció que este delito es la segunda actividad ilícita más rentable a nivel mundial, entre el tráfico de armas y de drogas. El ser humano considerado como una mercancía o un bien que puede ser traficado una y otra vez, por ello es lucrativo.  

El delito de trata de personas es penalizado con 15 años de prisión en su extremo mínimo, y en caso de producirse lesiones o la muerte la pena se incrementa a 20 años. Es agravante si la víctima es menor de edad o si el tratante es funcionario del Estado.  

EN CIFRAS  

De acuerdo a la base estadística de la Policía Nacional del Perú (PNP), entre enero y junio del 2020, el número de denuncias registradas por el delito de trata de personas a nivel nacional, alcanzó 120; siendo el mes de enero, el de mayor registro (51). En Arequipa denunciaron 8 casos, cinco por explotación sexual y tres por haber sido explotados laboralmente.  

Cabe precisar que, según lo manifestado por la Policía, en los meses de la pandemia, hubo prioridad institucional y no se realizaron muchos operativos contra dicho ilícito, por la limitación de recursos humanos.  

Para el primer semestre del 2020, la explotación sexual (72) fue la finalidad más común en el delito de trata de personas, seguido de explotación laboral con 3 1 casos. Concentran mayor número de denuncias Lima (31) y Lambayeque (22).  

En el país, por cada diez víctimas de trata, nueve son mujeres y de ellas, la mayoría tiene menos de 18 años de edad (53,2 %). Un porcentaje significativo (44,0 %) tenían de 18 a 29 años de edad.  

En el caso de Arequipa según el informe estadístico del INEI, con datos de la PNP, se denunciaron 8 casos. Entre las víctimas había un varón menor de 18 años y siete mujeres, cuyas edades fluctuaban entre los 18 y 29 años.  

De enero a junio del 2020, del total de víctimas de trata de personas, aquellas atraídas con falsas ofertas de trabajo representan el 65,0 %. En Arequipa 6 fueron captadas por oferta de trabajo y 2 por internet. Además, cinco terminaron siendo explotadas sexualmente y 3 de forma laboral.  

RETA  

El Sistema de Registro y Estadística del delito de Trata de Personas y Afines de la PNP-RETA, registra también las denuncias de las Regiones y Frentes Policiales del país. Entre enero y julio del año 2020, el sistema registró 47 denuncias.  

Según la información disponible al 31 de julio de 2020, en este periodo del año, se aprecia que 26 denuncias corresponden a Lima, 8 en Puno, 5 en Áncash, 3 en Cusco, Cajamarca y Piura con 2 en cada uno y Arequipa cuenta con 1.  

Según la finalidad, 32 denuncias de trata de personas registraron explotación sexual, 10 explotación laboral y 1 por mendicidad, en el periodo enero a julio 2020.  

Por su parte, el Ministerio Público, para el primer trimestre del año 2020, reportó 270 denuncias de trata de personas, en las Fiscalías Provinciales, Penales y Mixtas. Los distritos fiscales de Lima, Loreto y Lima Norte registraron mayor número de denuncias (57, 25 y 20, respectivamente). Arequipa, desde el año 2015 reporta 364 casos, solo este año son 13, mientras en 2019 se investigaron 38 denuncias.

DATO

Existe la necesidad de crear un albergue para las víctimas de la trata de personas. Continuar con la labor preventiva, haciendo mayor difusión de la problemática y que los menores y jóvenes aprendan a cuidarse para no ser víctima del delito de trata de personas.  

Que los padres estén atentos ante el interés de sus hijos en buscar un trabajo, o su interés en el modelaje o la actuación. Estar atentos a sus redes sociales y de preferencia configurar sus perfiles de forma privada para que extraños no accedan.

Algunos casos de trata de personas están relacionados a explotación sexual o laboral.

Ofrecen trabajo y luego son retenidas contra su voluntad.

Compartir

Leer comentarios