Policiales

Presidenta de Junta de Fiscales afirmó que denuncias calumniosas no la intimidan

29 de agosto de 2018

Tras los reiterados cuestionamientos del Sindicato de Trabajadores del Ministerio Público, la presidenta de la Junta de Fiscales Superiores de Arequipa, Miriam Herrera Velarde, manifestó que es objeto de denuncias calumniosas en su contra.

La relación entre el sindicato de trabajadores y la presidencia de la Junta de Fiscales sigue siendo tensa. Ayer la doctora Miriam Herrera dejó saber su incomodidad por la seguidilla de denuncias en contra de su gestión, dejando entrever que tendrían como origen los descuentos que aplicó al personal que el pasado año acató una huelga. Debido a que los servidores no cumplieron con recuperar las horas no laboradas se restó de sus sueldos entre 300 y 400 soles.

Como se recuerda, el sindicato de los trabajadores denunció ante la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) al Ministerio Público por no aplicar el examen médico ocupacional, faltando a la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo.

La Sunafil, atendiendo los reclamos, realizó hasta dos inspecciones en el local del ministerio ubicado en la avenida Paisajista (Socabaya), donde se realizó el traslado del personal, sin contar con las condiciones sanitarias necesarias para los empleados, según denunció Fernando Chirinos, presidente del sindicato.

Al respecto, la fiscal puntualizó que la contratación del proveedor del servicio de exámenes de salud ocupacional está en proceso. Además, refirió que en el local de la avenida Paisajista labora un mínimo de personal.

Asimismo, hubo cuestionamientos sobre la contratación de un sobrino de la presidenta, Michael Ramírez Calderón, quien es el hijo de la hermana del exesposo de Herrera, quien el año pasado ganó un concurso para un puesto administrativo en la Fiscalía.

La última denuncia que saltó a la luz es referida a la instalación de unas cámaras en el despacho de un fiscal, por parte de un proveedor al que adeudan el pago por el servicio prestado al Ministerio Público.
Sobre ello, Mirian Herrera recalcó que la compra no se hizo en su gestión y que atendiendo el pedido del proveedor impago, trasladó su expediente a Lima, y tras ser revisado, se negó el pago debido a que la adquisición no estaba presupuestada.

“A mí no me van a presionar con estas denuncias. Las del supuesto sobrino, ahora la sobrina, todo ello se aglomerará y se hará las denuncias correspondientes por las falsas imputaciones del sindicato, solo para presionar que haga cosas que no debo hacer porque no me ampara la ley”, afirmó.

Explicó que tomará las medidas necesarias en el momento en que sea oportuno, debido a que de por medio es su nombre el que están dañando. Actuará legalmente por la vía civil.

Compartir

Noticias Relacionadas

Leer comentarios