Arequipa

Por lo menos la mitad de empresas turísticas no sobrevivirán a la crisis

3 de agosto de 2020

Empresarios tenían confianza que en agosto la situación mejoraría, pero la pandemia golpeó en la región en los meses considerados como la temporada alta.

En los meses de cuarentena que lleva la región Arequipa, se han perdido ingresos que llegan a los 120 millones de soles y con ello, el empleo de alrededor de 20 mil personas que obtienen sus ingresos trabajando en el sector, informó Jorge Valderrama Salinas, presidente de la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo (AVIT).  

Así como van las cosas en Arequipa y en el país, por lo menos la mitad de las empresas  terminarán por quebrar, porque no hay manera de sostener la economía y será difícil que  haya una pronta reactivación del sector, porque además la mayor parte de la población quedará afectada económicamente y hacer turismo será una segunda opción.

Se tenía la esperanza que para el mes de agosto, fiestas de Arequipa, se pudiera recibir a algunos turistas nacionales y de alguna manera poder tener ingresos económicos, pero la ampliación de la cuarentena y el aislamiento social, no permitieron el hecho.

Normalmente para este mes, el movimiento económico era de unos 20 millones de soles en todo el sector, ya sea en hospedajes, viajes, restaurantes, entre otros.

El panorama es incierto para quienes trabajan con el turismo, puesto que difícilmente  podrán sobreponerse a la crisis que estará dejando la pandemia del coronavirus, aunque la propuesta es reactivar el turismo nacional y local, no se tienen muchas expectativas al respecto, porque los ingresos podrían ser mínimos.

El presidente de la Cámara Nacional del Turismo, Carlos Canales, luego de reunirse con el presidente Martín Vizcarra, señaló que se podría otorgar 500 millones de soles para reflotar el sector a través de créditos, pero el empresario señaló que hasta que no se haga efectivo el anuncio, solo serán anuncios, porque también se corre el riesgo que no todos los empresarios se beneficien.

Un drama aparte viven los trabajadores del área, como los guías de turismo, transporte turístico y los propios artesanos, a quienes sus ingresos se cortaron en su totalidad desde el 16 de marzo que se inició la cuarentena en el país.

También están haciendo gestiones para que a través del Gobierno se les conceda préstamos con muy bajos intereses y puedan generar otro tipo de negocios que les permita sobrevivir junto a sus familias, porque también consideran que la recuperación del turismo será muy lento y a mediano y largo plazo.

Compartir

Leer comentarios