Arequipa

Por lo menos un 40 % de empresas textiles quebraron con pandemia

7 de octubre de 2020

Para algunos rubros fue más difícil que para otros mantenerse durante la pandemia y uno de los más afectados han sido quienes se dedican a las confecciones, puesto que cuando estaban con sus almacenes llenos para la venta, se decretó la inmovilización social obligatoria.

Graciela Nayhua Gamarra, representante de las empresas textiles ubicadas en diversas galerías de las calles céntricas de la ciudad, informó que se trata de por lo menos unas 200 organizaciones y de las que un 40 % han ingresado a la quiebra, han cerrado sus puertas, están vendiendo su maquinaria, han despedido a sus trabajadores y algunos cuantos están vendiendo la mercadería en las calles habiendo pasado a la informalidad.

La inmovilización por la pandemia se inició el 16 de marzo, cuando estaban listos para iniciar la campaña escolar con la venta de uniformes, buzos, casacas y polos para las promociones, a ello se sumó toda la ropa deportiva que se compraba para diversos campeonatos públicos y privados.

“Nuestros almacenes están llenos, todo nuestro capital fue invertido en esa campaña y para eso nos hicimos préstamos bancarios y muchos no han cumplido con los pagos y están teniendo problemas con los embargos, y lo peor de todo, es que el dinero que destina el Gobierno central para la reactivación económica no nos alcanza a nosotros”, se quejó la empresaria textil.

La indiferencia también es por parte de las autoridades locales, a quienes desde hace varios meses, les están enviando documentos para que les puedan hacer las compras de uniformes, ropa de protección contra la COVID-19 y otros, pero no obtienen ninguna respuesta.

“Enviamos hace unos 3 meses una carta al Gobierno Regional de Arequipa explicando nuestra problemática, nos contestaron pidiendo la relación de los agremiados, la cual enviamos y nunca más se comunicaron con nosotros. No existe ningún programa de apoyo para los microempresarios y cada vez somos más gente que estamos en la calle como desocupados”, agregó.

Indicó que las compras que viene haciendo el Estado, únicamente están destinadas para los empresarios de Lima, específicamente los ubicados en Gamarra y temen que continúe así durante el año, a pesar que el mismo Ministro de la Producción se comprometió a descentralizar las compras, pero no ha ocurrido así.

La única compra que se hizo en Arequipa por la pandemia, fue a cargo de EsSalud por gestiones del congresista José Núñez; pero cuando comenzaron a hacer las primeras compras, se dispuso que de Lima les enviarían los materiales, lo cual les parece raro, porque cada uniforme que se confeccionó en la ciudad costaba a 35 soles, mientras que los de Lima tenía un costo de 53 soles; por lo que exigen se haga una investigación al respecto.

De no tener una respuesta sobre la exigencia de ser proveedores de los  organismos públicos o de cualquier otra medida para salvarlos de la crisis, dicen que viajarán a la capital para entrevistarse con los funcionarios y exigir la reactivación y el apoyo a las mypes regionales.

Compartir

Leer comentarios